Trabajar en Mercadona se ha convertido en un puesto de referencia que otorga hasta cierto estatus social. Sueldos dignos, planes de formación y estabilidad bajo el paraguas de una empresa que goza de buena imagen en toda España. Sin embargo, si eres mujer y quieres alcanzar puestos directivos, la empresa de Juan Roig no es la mejor. La losa del techo de cristal se hace visible para las 54.116 trabajadoras.

Mercadona cerró 2017 con una plantilla de 84.485 empleados, un 6% más que el año anterior. De estos, un 64% son mujeres y un 36% hombres. A pesar de estas cifras, la empresa valenciana cumple la misma regla que otras empresas en cuanto a la brecha de género: la mayoría de los puestos directivos están ocupados por hombres.

La compañía de Juan Roig categoriza a sus empleados a través de cuatro puestos: personal directivo, coordinadores de división, coordinadores de área y gerentes. Estos últimos son el último eslabón de la cadena y hace referencia a cajeros o personal de tienda.

Heineken

El ritmo “loco” de crecimiento de Heineken estalla en España

En cinco años, la plantilla de Heineken España creció en 800 empleados al calor de la subida en ventas, una situación insostenible que derivó en un ERE.

Un total de 81.020 empleados están dentro de esta categoría, según las cuentas del registro mercantil recogidas por Insight View. De estos, 52.535 son mujeres y 28.485 hombres. Hasta aquí podría ser normal teniendo en cuenta que un 64% de la plantilla está formado por mujeres. Pero la lógica también implicaría que esta misma proporción se mantuviese en los puestos directivos. Y no es así.

Existen 50 personas que ejercen como directivos. De ellas, 37 son hombres y 13 son mujeres. De hecho, en 2016 la proporción era ligeramente más favorable, es decir, había 14 mujeres directivas y 35 hombres. En el segundo escalón de mando, ocurre algo parecido. Hay 209 hombres que ocupan el puesto de coordinador de división frente a 116 mujeres.

Mercadona
Distribución de los trabajadores por puestos en Mercadona, según datos del registro mercantil/Merca2.

Y, por último, otra vez hay más hombres como coordinadores de área que mujeres: 1.638 frente a 1.452 trabajadoras. Cifra que, además se incrementa con respecto a 2016.

¿DÓNDE ESTÁ LA PROMOCIÓN INTERNA?

La empresa valenciana presume de promociones internas como seña de identidad. “Así lo refleja el hecho de que en 2017 un total de 741 personas hayan asumido nuevas y mayores responsabilidades dentro de la empresa. Tanto es así, que la proyección profesional se eleva hasta el máximo exponente, ya que todos los directores generales que componen el Comité de Dirección son fruto de dicha promoción interna”, según reza en sus cuentas anuales auditadas.

Curiosamente, Mercadona alardea de que un 42% de los empleados promocionados son mujeres. Sin embargo, este dato no se ajusta a la realidad del 64% de las mujeres que forman parte de la plantilla. La mayoría de los trabajos que ocupan estas son los de menor nivel de responsabilidad, y lo más común es que pasen de cajeras a coordinadoras de área.

Danone se muestra incapaz de reflotar el negocio del yogur

Los analistas no ven con claridad las cuentas de Danone lastradas por la demanda y la incapacidad de la compañía de levantar el negocio del yogur

La cadena de alimentación no solo alardea de promociones internas que benefician a las mujeres, sino también de planes de igualdad. “Para Mercadona la equidad es un valor irrenunciable que forma parte de su modelo, aplica de manera transversal y se concreta desde 1997 en el principio a igual responsabilidad, mismo sueldo”, asegura la compañía.

Por otro lado, la empresa también es abanderada de la conciliación laboral. Según Mercadona, hay 310 solicitudes realizadas de ampliación de la excedencia por cuidados de hijos hasta que el menor cumpla los ochos años; un 4,4% de las trabajadoras decidió ser madre y 2.402 madres trabajadoras ampliaron a 30 días la baja maternal.

LEY DE IGUALDAD

Todas estas medidas cumplen con el objetivo de Mercadona de mejorar la conciliación laboral de sus trabajadoras. Así, cumple con la Ley de Igualdad aprobada en 2007 por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en cuanto a la proporción equilibrada entre hombres y mujeres en la plantilla; sin embargo, sigue existiendo una gran brecha que limita el ascenso laboral de las mujeres dentro de la empresa.

Se trata de se famoso techo de cristal que hace que el 66% las empresas en España no tengan ninguna directiva y las mujeres sigan siendo minoritarias en los puestos de dirección, según un estudio de Informa D&B.

De hecho, uno de los riesgos a los que se enfrenta Mercadona según se desprende de las cuentas auditadas son las políticas de igualdad y diversidad. Y es precisamente el techo de cristal su principal problema a la hora de conjugar un modelo basado en la igualdad de la mujer frente al hombre en todas las facetas.

Comentarios