En el supermercado, ya sabes, Mercadona, Lidl, Carrefour, etc., saben que los consumidores siempre nos sentimos atraídos por productos calificados como bio, integral, artesanal, light y similares. El cliente quiere cuidarse y por eso se fía de los productos que puede adquirir en Mercadona o Lidl. Pero a veces, los etiquetados confunden y hacen que no sea realmente lo que se espera.

Por ese motivo, hay que saber leer entre líneas, fijarse bien en los ingredientes, y saber distinguir lo que es solo un reclamo publicitario. Muchas marcas a la venta en Mercadona y Lidl se vendían como bio. De hecho, hay muchos casos en los que has podido ver que han cambiado de nombre, de diseño, etc. Y quizá no sabías el porqué. Y es que, desde 2009 ya no se puede llamar así a un producto que no sea ecológico. Y para tener etiquetado eco, debe cumplir varias condiciones muy estrictas.

Cereales para mantener la figura

cereales

Los supermercados como Lidl y Mercadona tienen en sus estanterías muchos productos para todo tipo de personas. Incluidas las que están a dieta. Uno de esos productos, son los cereales que mantienen la figura.

Y podríamos decir que son los elegidos por muchos que quieren adelgazar. Pero, al mismo tiempo, seguir disfrutando de un cuenco de cereales, bien en el desayuno, bien en la cena (o en ambos).

Sin embargo, al leer la etiqueta podemos darnos cuenta que contienen grandes cantidades de azúcar y de harinas refinadas. En este caso, por el diseño que le dan a las cajas, pensamos que son “saludables” y que no tienen nada de malo, pero la realidad puede no ser cierto.

Y es que, a veces, las confusiones vienen porque nos “fiamos” de lo que vemos sin pensar que, quizá… “no es oro todo lo que reluce”.

Comentarios de Facebook