Imagen de la Calle Larios
Calle Larios, en Málaga.

La ciudad de la Costa del Sol vive una eclosión inmobiliaria. Un boom que ha supuesto que muchos expertos vaticinen un sorpasso de Málaga a Barcelona como segundo lugar de relevancia en el mundo del ladrillo. El precio y las rentabilidades de la vivienda no paran de aumentar al calor del interés extranjero. Por su parte, el precio comercial vive sometido a un gran foco mediático que en realidad al analizar los datos se reducen a un sólo nicho: la calle Larios. El high street malagueño se concentra en 350 metros de la principal arteria de la ciudad.

En Málaga existen tres zonas donde se agrupa la mayor actividad comercial de la ciudad -excluyendo los centros comerciales y de ocio-. Se trata de la calle Marqués de Larios, la Plaza de la Constitución -lugar donde desemboca la primera- y en la Alameda Principal. Tres lugares donde las marcas intentan situarse del mejor modo posible. El retail está a la caza de situarse en una ciudad a la que todas apuntan como el futuro referente en este sector después de la capital y de la Ciudad Condal. El auge del turismo que vive la Costa de Sol es uno de los motivos que invitan a este optimismo.

Pero, ¿qué sucede en estos momentos en Málaga? Lo que ocurre es que toda la oferta se concentra en la calle Larios y en la prolongación de este eje -la Plaza de la Constitución-. Esta es la conclusión que se desprende del último informe sobre ‘high street’ elaborado por Gesvalt. La consultora escenifica el éxito de esta arteria comercial con datos de ocupación como de rentas.

Madrid, a la caza de París y Londres en el 'retail' de lujo

Madrid amenaza el reinado de París y Londres en el ‘retail’ de lujo

La capital de España es la tercera ciudad del mundo donde más han crecido las rentas de espacios de lujo en el mundo, solo...

En el estudio se observa como la calle Larios y la Plaza de la Constitución no contaban con locales disponibles a cierre del año 2018. Un 100% de ocupación que demuestra el apetito de los inversores y de las marcas por situarse en una avenida donde se alcanzan rentas de 170 euros el metro cuadrado al mes y 120 euros en el caso de la prolongación de la arteria.

El nicho comercial de Málaga se reduce a la calle Larios. El high street malagueño se concentra en tan sólo 350 metros

En total son 85 espacios -51 en la calle Larios y 34 en la Plaza de la Constitución- que acabaron el pasado ejercicio ocupados en su totalidad. Mango, Massimo Dutti, Springfield, Desigual, Zara… Las firmas de ropa acaparan la atención de una vía que se caracteriza por una gran amplitud que permite al cliente transitar sin problemas por la arteria comercial.

El problema para el retail es que además de estas dos vías de negocio y los centros comerciales -tres sin contar el Corte Inglés- no tienen otro lugar donde instalarse en la que dicen que será la ciudad donde más se invierta en ladrillo tras los síntomas de agotamiento mostrados ya por Madrid y Barcelona.

Por este motivo, los inversores y las marcas han apostado por “crear” un nuevo ‘high street’ en la Alameda Principal de Málaga. Porque la misión de propietarios e inquilinos es crear estos focos cuando la situación lo requiera, según palabras Javier Basagoiti, CEO de Corpfin, en la presentación de este informe elaborado por Gesvalt.

En este sentido, la Avenida de la Alameda aparece como un tercer pilar del retail para atraer grandes inversiones. De momento, el objetivo está lejos, porque existe una desocupación del 11,90% de los locales -25, en total-. Pero el desembolso que se realizará en la zona durante 2019 -no sólo del sector privado, sino también del sector público- prevén acabar con esta situación. En este sentido, ya son muchas las marcas que han comenzado a interesarse en una calle a la que pueden acceder por una media de 55 euros el metro cuadrado al mes. Ahora es el momento de apostar por una zona que Gesvalt vaticina que se disparará de precio en cuanto se acometa la regeneración urbana. Una renovación donde se enmarca la peatonalización de la calle que incrementará el atractivo de la misma.

La consultora encargada de realizar este informe espera que las modificaciones ayuden a impulsar y generar nuevos ejes comerciales en Málaga. Aunque todo dependerá del cumplimiento de la administración con la regeneración urbanística, porque sin esta condición los inversores no volverán a mirar a otro lado que no tenga por nombre Marques y de apellido Larios.