Meliá Hoteles
Vicepresidente Ejecutivo de Meliá, Gabriel Escarrer Jaume.

La 39º edición de Fitur se ha estrenado con el Brexit como protagonista, por encima incluso de la huelga de los taxistas. Existe incertidumbre sobre lo que va a pasar, pero también preocupación en la cadena hotelera Meliá por la devaluación de la libra e incluso la teórica imposición de un visado a los turistas británicos.

Así se ha mostrado el vicepresidente Ejecutivo de Meliá, Gabriel Escarrer Jaume, durante la rueda de prensa celebrada en el marco de la feria de turismo. “Para mí lo más relevante es la posible devaluación de la libra con respecto al euro, lo que podría tener un impacto muy negativo en la emisión de británicos a España. Además de un segundo tema, que es si se impone la necesidad de un visado para los británicos”, apunta.

No obstante, Meliá sí tiene un plan de contingencia preparado en caso de Brexit duro “para poder contrarrestar la caída del mercado británico”. Dicho plan conlleva apostar por otros mercados como la antigua Europa del Este, España, EEUU y buscar otras alternativas en Latinoamérica.

renfe

Renfe sale de su retraso digital: el wifi llegará en mayo a toda la red AVE

A veces los proyectos en Renfe y, más concretamente en AVE, no van todo lo rápido que deberían. Tanto es así, que en 2017...

Lejos de paralizar los planes en Reino Unido, la cadena hotelera ha calificado el ejercicio 2018 de “bueno”, uno de los mejores de la historia, con un tercer trimestre excelente gracias a la climatología. Prueba de ello es que Meliá abrirá este año el hotel Inside Liverpool.

A pesar de todo ello, Escarrer se siente tranquilo. “Las cifras que tenemos en nuestro canal de distribución del mercado británico, no solo para Baleares sino para España apuntan a un crecimiento del 5%”, ha afirmado. Acto seguido ha matizado que no puede decir lo mismo de los paquetes turísticos a través de touroperadores donde “la bajada ha sido cercana al 6% o 7%”, señala.

Si el Brexit es un problema Cataluña no lo es menos. La cadena hotelera reconoce que en 2018 registraron tres millones menos de ingresos en la región, los mismos que perdieron en el último trimestre de 2017, coincidiendo con el referéndum ilegal.

PLAN DE EXPANSIÓN

La compañía concentrará sus esfuerzos en el nuevo Plan Estratégico previsto hasta 2023 en tres grandes focos: fortalecerse en hoteles vacacionales y de Bleisure, la apuesta por la digitalización y la sostenibilidad. Así, tiene previsto abrir más de 50 hoteles en todo el mundo, manteniendo su foco sobre todo la región de EMEA.

Escarrer destacó el crecimiento en el Caribe, región donde la compañía renueva su apuesta de más de 30 años, con próximas aperturas como el Paradisus Playa Mujeres en México, o el Meliá Internacional Varadero en Cuba, que se suman a la importante inversión finalizada en 2018 en la República Dominicana, con el Grand Reserve at Paradisus Palma Real, y los Meliá Caribe Beach y Meliá Punta Cana Beach. Hasta 2020, abrirá al menos 10 hoteles en América.

En España, el grupo mantiene proyectos singulares en los principales destinos urbanos como el futuro ME Barcelona, aunque priorizará un crecimiento en el segmento vacacional.

Por otro lado, la compañía también seguirá profundizando en su desarrollo digital. La inversión del grupo en digitalización de sus canales de venta fue superior a los 129 millones de euros durante el ultimo plan. Sin embargo, esta digitalización no está exenta de polémica ya que va a suponer “reducción de personal poco cualificado y contratación de otro cualificado”, señalan desde la compañía hotelera.