vicepresidente y consejero delegado, Gabriel Escarrer,

La cadena hotelera Meliá encara el 2020 con “signos positivos” como las ventas anticipadas de cara al Brexit tras un “convulso” 2019 en el que las noticias faltas sobre República Dominicana han supuesto la caída del 30% de sus reservas, entre otros problemas. Pese a ello, prevé la apertura de 23 hoteles, aunque solo uno será en el mercado español.

“Frente a un convulso 2019, hay signos muy positivos como el Brexit. Lo hemos visto de cara al público británico en el que las ventas anticipadas aumentaron con la victoria de Boris Jonhson y es porque se disipa la incertidumbre”, ha explicado el vicepresidente y consejero delegado, Gabriel Escarrer, tras la rueda de prensa ofrecida en el marco de Fitur.

Asimismo, reconoció que “el público alemán ha reactivado su decisión de compra. El público nacional frente a un año de inestabilidad política no hemos visto que el consumo se haya resentido. En República Dominicana, de forma pausada, esperemos recuperar el precio, pues se ha recuperado de forma significativa”, señaló.

Esta ha sido una de las zonas en las que más ha sufrido el negocio de Meliá. Cabe recordar que Meliá Hotels International logró un beneficio atribuido de 96,8 millones de euros hasta septiembre, lo que supone un 23,7% menos que en el mismo periodo de 2018 debido, en una parte, al mal comportamiento del turismo en Canarias y República Dominicana.

De hecho, el propio Escarrer que frutó de las “falsas noticias que se dieron en el país” supuso una bajada en la zona del 30% de reservas de abril a diciembre.

Por su parte, en Canarias también parece que comienza a levantar cabeza. “En Canarias se hizo un esfuerzo muy importante a principios del año pasado, pero la buena noticia es que a final de este año empieza a estabilizarse. Es el destino que más sufrió por la competencia de Egipto, porque compite en temporada alta, y se perdió mucha capacidad aérea por la quiebra de varias aerolíneas”, señaló.

El directivo reconoce la preocupación por “la pérdida de capacidad aérea a raíz de la quiebra de Thomas Cook y vimos que es verdad que hay ciertos destinos que han sufrido mucho (Fuerteventura, Lanzarote y La Palma) y otros que se han recuperado más porque esa capacidad aérea la han cogido otros actores”.

APERTURAS EN 2020

La internacionalización ha sido otro de los aspectos destacados por Escarrer, que anunció la apertura de 23 establecimientos en 2020 (12 en Europa, 9 en Asia Pacífico y 2 en América) dando continuidad a la diversificación de la compañía, especialmente enfocada en el segmento vacacional y bleisure y en las marcas de segmento alto y premium.

De estas, solo una apertura es en España, el ME Barcelona, y “estoy convencido de que va a ser un icono para la ciudad. Es la única apertura de este año, pero queremos alguna más, de hecho, en el pipeline de los próximos años hay tres más”, apuntó. Este establecimiento llega con retraso por la moratoria hotelera de Ada Colau.

Así, destacó el impulso de la marca INNSiDE by Meliá, que abrirá por primera vez en ciudades como Ámsterdam, Lisboa, Liverpool o Kuala Lumpur; o el crecimiento de la marca de lujo Gran Meliá en Asia Pacífico, donde abrirá tres nuevos hoteles en China y Vietnam.

Esta región, en particular, sigue siendo un foco destacado de expansión (aglutina el 32% de los hoteles pendientes de apertura), donde Meliá Hotels International ya cuenta con 51 hoteles (sumando hoteles operativos y en proceso de apertura), frente a los 30 que tenía en 2015.

Otras aperturas emblemáticas que se esperan este año son el ME Dubai, un extraordinario diseño de Zaha Hadid; o el Paradisus Playa Mujeres (México), que representa la nueva generación de hoteles de lujo todo-incluido de la marca Paradisus by Meliá, cuya esencia – ligada a la naturaleza y la cultura local de cada destino – ha inspirado este año el diseño del stand de Fitur.