atención al cliente

El uso de las nuevas tecnologías permite a las empresas optimizar muchos de sus productos, servicios y procesos internos. En el aspecto de las comunicaciones, la implementación de una centralita virtual conseguirá dar un paso más allá en la transformación digital del negocio gestionando de forma rápida y eficaz las llamadas.

El servicio de atención al cliente es un área básica en la actualidad para que las empresas puedan ser competitivas, y con el uso de una centralita virtual se podrá ofrecer un servicio más rápido y eficiente.

Por qué utilizar una centralita actual en tu empresa

Las comunicaciones son un aspecto vital en el funcionamiento de toda empresa, y las llamadas de teléfono son uno de los canales de comunicación más importantes, tanto a nivel interno para la comunicación con y entre los empleados, como a nivel externo en las relaciones con los clientes, proveedores y otros agentes.

Los clientes actuales demandan una atención rápida y personalizada por parte de las empresas. Con una centralita virtual, el servicio de atención al cliente cuenta con una herramienta que reduce los tiempos de espera, redirige de forma automática las llamadas de los clientes a la persona indicada para atenderlos y en resumen, ofrece mejoras significativas para optimizar las interacciones cliente/empresa.

Los principales beneficios asociados a la instalación de una centralita virtual son:

Ahorro en costes

Al optar por el uso de una centralita virtual, un negocio conseguirá un ahorro económico asociado principalmente a dos factores:

  • Costes de inversión. Las centralitas virtuales no necesitan de la adquisición de ningún aparato, ya que se encuentran en la nube. Solo es necesario conectar los terminales a la red y configurar su acceso.
  • Gastos de mantenimiento. El mantenimiento de una centralita virtual es mucho menor que el de una centralita tradicional con un aparato físico, cables, etc. Además, no habrá coste asociado cuando se quede obsoleta al estar en la nube.

Simplicidad y eficacia

Una gran ventaja de las centralitas virtuales es su facilidad de gestión y configuración. Desde una plataforma web se puede cambiar cualquier parámetro de forma rápida y sencilla para adaptar la centralita a las necesidades del negocio.

Las llamadas recibidas son desviadas de forma automática a quien vayan dirigidas, consiguiendo una mayor eficacia a la hora de gestionar las llamadas entrantes.

Escalabilidad y movilidad

Una centralita virtual es escalable, es decir, se adapta a las necesidades de la empresa en cada momento. De forma muy sencilla y rápida se puede aumentar el número de dispositivos conectados si el negocio lo requiere.

Con una centralita virtual se pueden desviar llamadas a los usuarios independientemente del lugar donde se encuentren. Con este tipo de centralitas los empleados podrán recibir sus llamadas desde cualquier ubicación donde se encuentren.

Proyectar una mejor imagen

Las múltiples funciones que pueden configurarse con una centralita virtual permiten mejorar la imagen del negocio. Dentro de estas funciones que ayudan a proyectar una imagen más profesional e innovadora de la empresa podemos destacar, locuciones, numeraciones internacionales, transferencias de llamadas, horarios, etc.

Disponibilidad

El servicio de centralita virtual se encuentra en la nube y por lo tanto cuenta con alta disponibilidad como es característico en este tipo de servicios. Las actualizaciones necesarias se realizan de forma automática sin que el usuario se vea afectado por lo que la centralita siempre estará disponible independientemente del día o la hora.

Para mejorar la atención al cliente de tu empresa, una gran solución es instalar una centralita virtual. Las numerosas ventajas de este tipo de centralitas permitirán aumentar el grado de satisfacción de los clientes y ofrecerá una herramienta de comunicación eficiente a los equipos de trabajo.