Facebook
El País se adaptó al nuevo formato de lectura de noticias que puso en marcha Facebook. Foto: El País.

Facebook se ha convertido en los últimos años en El País, pero ahora la fotografía de portada la protagonizan nuestra familia o amigos en vez de Sánchez o Casado. La compañía de Zuckerberg disfruta en occidente de una influencia electoral que han perdido los medios tradicionales.

Más del 60% de los españoles se informa a través de las redes sociales, según un informe publicado este año por Pew Research Center, que también desvela que las redes han conseguido ejecutar el ‘sorpasso’ sobre el papel a la hora de ejercer de informadores. 

Las cabeceras clásicas se convirtieron en las agencias que suministran información a Facebook y Google, duopolio publicitario que no asume responsabilidades de los contenidos ni directamente pagan un solo céntimo por cada redactor que elabora las noticias que ellos rebotan.

¿El futuro de las cabeceras tradicionales? En 2019 Prisa, Vocento y Godó se unen para gestionar y potenciar su publicidad programática. A este ejercicio defensivo se le añaden otros recursos, aunque por ahora nadie se atreve a implementar con todas sus consecuencias un muro de pago infranqueable (paywall).

FACEBOOK Y LAS HORAS

La intención de las redes sociales es reternos el mayor número de horas en su cabaña digital para hacernos dependientes de las mismas. Facebook podría morir, aunque los números no lo corroboran. Pero otras armas de Zuckerberg le relevarán: Instagram, que prima la imagen por encima del texto, y WhatsApp, todavía sin monetizar en nuestro país.

Facebook
Facebook y Google disfrutan de un duopolio publicitario en la red.

El futuro occidental podría ser el que reina en China: WeChat, plataforma oriental que integra las características que ofrecen WhatsApp, Facebook, Uber, Tinder y Skype, a las que hay que unir un método de pago que se ha asumido con normalidad porque en el gigante asiático no han tenido que sufrir la transición desde las tarjetas de crédito. De las monedas al golpe de móvil sin pasar por el cajero.

LA VOZ COMO FUTURO

La voz, el vídeo y la imagen están relevado al texto a la hora de informarse por la red. Las redes sociales, asociadas a gigantes americanos, aprovechan que cuentan con la trazabilidad completa del usuario y conocen si existe conversión con el producto que nos invitan a disfrutar. Los medios tradicionales, que hasta ahora funcionaban comercialmente por el disparo al aire, están agilizando su reconversión digital.

Los editores se encuentran un camino bifurcado: uno que invita a apostar por el volumen a base de ‘clickbait’ y otro que dirige a la calidad como tabla de salvación, con la influencia a corto plazo y el muro de pago a largo. La mayoría escoge un mix que algún día podría romperse.

LA AUTOMATIZACIÓN NO ES EL FUTURO

La automatización es el presente. BuzzFeed utiliza esta herramienta de inteligencia artificial para decidir a qué hora suben la noticia o en qué lugar del mapa web se ubica. Los algoritmos ya ‘mandan’ más en ciertos campos que un redactor-jefe.

Existen muchas dudas sobre si la inteligencia artificial cubrirá el papel del redactor, situación que ya se está experimentando en algunos medios de Estados Unidos. ¿Cuál es el futuro del periodismo, se preguntan los editores? La confianza será uno de los parámetros que coticen al alza en medio de la bulimia de los clicks, las relaciones endogámicas con el poder y las fake news.

PERSECUCIÓN AUDITIVA

Los altavoces inteligentes (Alexa o Assistant) se han posicionado como los regalos de moda para estas Navidades venideras. Estos asistentes de voz escucharán y acumularán miles de datos, por lo cual el negocio está en la información en vez de estarlo en el aparato tecnológico.

Tim Cook en la Eurocámara alertó hace unas semanas sobre algunos peligros relacionados con la privacidad. El CEO de Apple explicó que “la privacidad es un derecho humano fundamental, pero también reconocemos que no todos lo ven de esa manera”.

Explicaba el directivo que “nuestra propia información, desde lo cotidiano hasta lo profundamente personal, se está armando contra nosotros con eficiencia militar. Estos fragmentos de datos, cada uno inofensivo por sí solo, se ensamblan, sintetizan, comercializan y venden cuidadosamente”. El Gobierno italiano es consciente de ello y ha sancionado a Facebook con 10 millones de euros por vender los datos de los usuarios.

DUDAS Y MEDIOS

La radio se está alzando como uno de los medios más eficientes en plena transformación digital. La inversión publicitaria en las radios británicas crece por encima de los dos dígitos, en Italia hay previsiones similares para 2019 y en nuestro país la facturación de las radios sube a buen ritmo mientras la televisión en abierto crece plana.

Facebook
Control central de la Casa de la Radio en Pozuelo de Alarcón.

Pero la dependencia de la FM también las aboca al abismo, ya que el Parlamento Europeo aprobó hace unos días un nuevo Código Europeo de Comunicaciones Electrónicas. Esta directiva obligará a los fabricantes de coches a incorporar la radio digital terrestre a partir de 2021, lo que fragmentará la industria radiofónica.

 

Comentarios