Los medicamentos de última generación son los más caros de todos. Se estima que solo 20 medicamentos ofrecidos en hospitales suponen más de la mitad de los gastos anuales en fármacos de los hospitales públicos españoles. Algunos de los medicamentos más caros del mundo superan los cientos de miles de euros de precio por el alto coste que conlleva su desarrollo.

Además, los laboratorios médicos y las farmacéuticas investigan en tratamientos pioneros para curar enfermedades comunes o las más raras y atípicas. Cuando salen a la venta sus precios son prohibitivos y de difícil acceso para la mayoría del público. Con el tiempo, van bajando el precio, pero a veces la urgencia lleva a pagar cantidades estratosféricas a los afectados por algunas enfermedades graves.

7Myozyme (alglucosidasa alfa)

Myozyme (alglucosidasa alfa)

El Myozyme se utiliza para el tratamiento de la enfermedad de Pompe, que afecta con frecuencia a los bebés. Si no es diagnosticada precozmente, tiene un pronóstico fatal para los pequeños. Su precio ronda los 300.000 dólares. Los tratamientos enzimáticos sustitutivos (ERT), incluido Myozyme, no son medicamentos baratos. La farmacéutica Genzyme ha invertido más de 500 millones de dólares para su desarrollo y fabricación.

Gracias a Myozyme, los pacientes, que cuentan con una calidad de vida muy baja, pueden terminar por hablar, caminar y hasta alimentarse por sí mismos. Un gran avance en los medicamentos que mejora su calidad de vida, aunque la esperanza de vida sea corta dependiendo de la gravedad del caso.

Siguiente