Mediaset

Mediaset busca soluciones. El mercado publicitario en televisión se ha retraído más de un 20% durante la crisis económica provocada por el coronavirus. Y las estimaciones para el próximo ejercicio están directamente ligadas con la evolución de la pandemia. Por eso, la compañía audiovisual quiere potenciar su línea de “otros ingresos” con especial foco en Mitele Plus.

La plataforma de pago de la compañía, que perdió un importante volumen de suscriptores tras el verano -después de anunciar que este año no tendría los derechos de LaLiga-, será uno de los estiletes de Mediaset para los próximos meses. Así, según explican fuentes del sector a MERCA2, la compañía tiene la ambición de equilibrar en la medida de lo posible los ingresos de su plataforma premium (y la venta de contenidos) con respecto a la publicidad.

En estos momentos, el ingreso neto por publicidad en los primeros nueve meses del año se elevó a 470 millones de euros, mientras que la línea de “otros ingresos” (actividad cinematográfica, internet o Mitele Plus) se situó en 76 M€, un 72% más con respecto al mismo periodo del año anterior, que se había quedado en 44 millones.

Esa diferencia -de momento- provoca que Mediaset, como el conjunto de operadores del sector, tenga una dependencia total de la publicidad. Una fragilidad, como se ha demostrado este año, que deja a las compañías a merced de los vaivenes económicos. Por este motivo, el operador quiere reponerse del susto provocado por el fútbol y volver a generar contenidos de valor para desarrollar una línea de negocio fuerte en el segmento de pago. Sobre todo antes de que su rival, Atresmedia, siga creciendo en volumen de usuarios.

MEDIASET Y LOS OTROS INGRESOS

Los resultados tras los primeros nueve meses del año fueron claros. Y arrojan la línea a seguir en los próximos trimestres. Así, el área de “otros ingresos”,  que incluye los ingresos las actividad cinematográfica, internet, venta de derechos, ingresos del contrato de servicios con el canal TV Real Madrid e ingresos de las suscripciones a la plataforma OTT de Mediaset España, Mitele Plus, será la clave.

En el periodo enero-septiembre 2020 la cifra de estos ingresos asciende a 76 M€, en comparación con los 44,2 millones del 2019 (+72%), un excelente resultado, según confesaba Mediaset, teniendo en cuenta que debido a las restricciones por el covid19 tan solo hubo un estreno en 2020: ‘Adu’ (enero). Por otro lado, la venta de contenidos ha sido notable en los nueve meses 2020 (33,5 millones) que casi cuadruplica, 3,8x, la cifra de 2019 (8,9 millones). Por otro lado Mitele Plus, a 30 de septiembre contaba con más de 138.000 suscriptores en la plataforma, el gran lunar que debe paliar cuanto antes Mediaset.

De cara al futuro, fuentes del sector advierten que si bien hay una valoración favorable de estas iniciativas, la dependencia del mercado publicitario sigue siendo muy elevada. Asumen que la pandemia ha acelerado las tendencias de cambio de hábitos y consumo de la población que advierten como dinámicas de más largo plazo y que se suman a un mercado publicitario para TV y radio que ya venía deteriorándose. Así, estiman un escenario para 2023 queda un (+/- 10%) por debajo de las estimaciones que baraja el sector.

Asimismo, los analistas esperan una caída de los ingresos del -14% en 2020 para Mediaset, con una recuperación del +6% en 2021. Para 2022 y años siguientes esperan una caída promedio anual del 1% recogiendo las peores perspectivas para el sector a medio plazo. Respecto a los gastos operativos, otro de los puntos clave, se prevé una contención del -10% este año, seguida de un avance del +5% en 2021 y estabilidad en 2022.