Cuatro
'Cuatro al día' no levanta cabeza.

Días de vino y rosas para Telecinco, que cerró octubre con su mejor dato en una década: 15,7% de share. La cadena, propulsada por ‘Gran Hermano VIP’ (que está marcando este año su mejor dato en siete ediciones), no pudo evitar que la suma de los canales perdiesen cuatro décimas mientras Atresmedia ganaba seis.

¿La clave? Sus segundos canales: La Sexta lograba en octubre su mejor dato en dos años con su cobertura sobre Cataluña, 7,7% de share, y Cuatro perdía tres décimas y se conformaba con un gris 5,5% de share que le encamina a que logre su peor dato en catorce años.

Cuatro promedia en lo que llevamos de año un 5,3% de share, lo que supone una caída de siete décimas respecto al año anterior. Este dato es desalentador teniendo en cuenta que este pasado martes la cadena marcaba un 9,1% y superaba a La 1 y La Sexta gracias al dopping que le inyecta ‘GH VIP’, que arrasó con un 28,8% de share.

UN GRAVE PROBLEMA: EL MEDIODÍA

Paolo Vasile tomó el pasado año una medida drástica que ha apuntillado a Cuatro: la cancelación de ‘Las Mañanas de Cuatro’. Esta tertulia duplicaba la media de la cadena, pero a Mediaset le sobraba porque tenía que hacer fija a su plantilla, y no quería engordar en estructura, y porque necesitaba que una tertulia de actualidad levantase el mediodía de Telecinco: ‘Ya es mediodía’.

‘Mujeres y hombres y viceversa’ y ‘El concurso del año’ intentan cubrir el hueco que dejó la tertulia de Javier Ruiz. Y los tronistas han mejorado ligeramente sus dramáticos datos de la mano de ‘GH VIP’ y el concurso que conduce Dani Martínez logra aprobar, pero ambos siguen a años luz de ‘Las Mañanas de Cuatro’.

Cuatro
Jorge Javier Vázquez conduce con éxito ‘GH VIP’.

Tampcoo está en su mejor forma ‘Deportes Cuatro’, que ha dejado de ser el emblema de la casa para caer a diario contra ‘Jugones’, quizás el formato más sensacionalista de La Sexta. Manu Carreño no logra encauzar un formato que lleva varias temporadas desgastado.

LAS TARDES DE CUATRO NO LEVANTAN CABEZA

La franja vespertina de Cuatro tampoco se muestra competitiva a pesar de que los datos de ‘Todo es mentira’ prometían la pasada primavera. Pero Risto Mejide y su equipo están haciendo frente a ‘Zapeando’, al que la chapa y pintura le ha permitido recobrar oxígeno.

Peor le van las cosas a ‘Cuatro al día’. El magazine al que fue a parar parte del equipo del extinto ‘Noticias Cuatro’ no remonta de la mano de Carme Chaparro, que ha sido apartada del programa en favor de Joaquín Prat.

Aunque el peor dato del día en Cuatro lo logra ese formato anacrónico llamado ‘Me quedo contigo’, dating-show conducido por Jesús Vázquez que hubiese sido tildado de casposo en los noventa. Tampoco logran buenos resultados los resúmenes de ‘GH VIP’, que no ayudan a que ‘First Dates’ logre los datos de antaño.

LA TIJERA

Paolo Vasile podría sacar la tijera en Cuatro a principios de 2020. Mediaset necesita compensar la caída del mercado publicitario en abierto y varios programas de su segunda cadena podrían ayudar a compensar este hecho.

Espacios como ‘Todo es mentira’, ‘Cuatro al día’ o ‘Me quedo contigo’ podrían sufrir la cancelación en las próximas semanas si no logran mejorar sus resultados. A priori tienen garantizada su continuidad formatos como ‘Deportes Cuatro’ o ‘Mujeres y hombres y viceversa’, que cuentan con un target comercial positivo.

LOS OTROS QUEBRADEROS DE CABEZA DE VASILE

Paolo Vasile también sufre que algunas de las comunicadoras que han escrito páginas brillantes en la historia de Telecinco le fustiguen en público. Es el caso de Mercedes Milá, que dice que el directivo italiano “está anticuado”.

O María Teresa Campos, que desliza insinuaciones sobre el final de ‘¡Qué tiempo tan feliz!’: “Alguien dijo que por fin se había podido quitar de encima la música. Y eso que el programa levantó durante ocho años una franja que nadie había elevó desde que se fundó la cadena”.

Cuatro
Paolo Vasile, CEO de Mediaset.

La malagueña dice que Vasile le ha hecho “un daño profesional irreparable. Siempre he creído que un documento que pone que se me contrata durante dos años como presentadora y colaboradora no es para que te dejen en tu casa“.

Sobre ‘Sálvame’ no guarda un buen recuerdo la Campos: “No tengo por qué ser como ellos. Aprendí que las noticias había que confirmarlas, que no había que inventárselas. Eso no es hacer periodismo, Pido a la gente que me quiere que no vea aquellos programas en los que se me insulta“.