Mediaset
Foto: Mediaset España.

El grupo francés Vivendi, segundo máximo accionista de Mediaset con un 28,8% de su capital social, planea votar en contra de la propuesta para fusionar la matriz italiana con su filial española, según ha informado Bloomberg.

Los accionistas de Mediaset se reunirán el 4 de septiembre para votar sobre un plan para crear una compañía tenedora registrada en Holanda para albergar todos sus activos. El accionista mayoritario, la familia del ex primer ministro Silvio Berlusconi, quiere que otras emisoras nacionales inviertan en la nueva entidad, que colaboraría en plataformas de datos y publicidad en respuesta a la creciente amenaza de Netflix Inc.

El plan se ve ensombrecido por un conflicto que viene de lejos entre Berlusconi y Vivendi. El grupo de medios francés ve a la nueva compañía holandesa, denominada Media For Europe, como un movimiento de la familia para consolidar su control sobre Mediaset, según las fuentes consultadas por Bloomberg.

Mediaset

Mediaset apuesta por diversificar ingresos con el exposhow ‘Telecinco Live’

El estancamiento del mercado publicitario preocupa en la industria televisiva, que apuesta por nuevas vías de negocio para diversificar ingresos. Cierto es que esta...

De todas formas, no está claro si Vivendi puede bloquear la fusión. Tiene alrededor del 29% de Mediaset Italia (propietaria del 51% de su filial española) y la votación necesita una mayoría de dos tercios para aprobarse. Sin embargo, la mayoría de las acciones de Vivendi se encuentran en un fideicomiso independiente y es posible que solo pueda votar utilizando el 9,6% restante de las acciones que posee directamente.

Un portavoz de Vivendi declinó hacer comentarios. Por su parte, un representante de Mediaset afirmó que la compañía no comenta sobre especulaciones basadas en fuentes anónimas y no oficiales.

MEDIASET MANTIENE SU PLAN

Si pierde el voto del próximo mes, Vivendi tendrá que decidir si hace efectivo el canje en sus acciones en la entidad holandesa o vende a Mediaset. Esa segunda opción puede ser poco atractiva, según Bloomberg, ya que las acciones de Mediaset se han negociado por encima del precio alternativo de compra en efectivo de 2,77 euros ($ 3,07) ofrecido a los accionistas que no desean las acciones holandesas. Las acciones cerraron el martes cotizando a 2,95 euros en Milán.

Incluso si la propuesta se aprueba y Vivendi decide seguir siendo accionista, su oposición a una piedra angular de la estrategia futura de Mediaset solo prolongaría la lucha entre las compañías. El presidente ejecutivo de Mediaset, Pier Silvio Berlusconi, dijo en julio que no esperaba que Vivendi retuviera su participación en el nuevo holding.

Vivendi encontró un posible aliado el martes cuando la firma de asesores de representación ISS dijo que los accionistas de Mediaset deberían oponerse al acuerdo holandés. Afirmó que no era “particularmente atractivo desde el punto de vista financiero” y que las minorías estarían peor en términos de gobierno corporativo. La estructura holandesa puede otorgar derechos de voto adicionales a los llamados accionistas “leales”, una configuración que podría permitir a la familia Berlusconi mantener su control, añadió ISS. Aun así, otra firma de asesores proxy, Glass Lewis, indicó que los accionistas de Mediaset deberían votar por el plan porque el negocio combinado sería más eficiente.