Alonso McLaren

Tras dos temporadas en pérdidas, la suma de sponsors y la mejora deportiva permitirán a McLaren retomar la fiabilidad económica previa a la ruptura con Honda. Pero a partir de ahí el margen de mejora es escaso: la cuarta posición en el Mundial de constructores sólo le garantizaría cuatro millones de euros más a los británicos. Una cantidad ínfima que apenas suavizaría los 40 millones de euros de gasto extra que supondrían fichar a Fernando Alonso y montar el motor Mercedes. La única vía restante para McLaren es un ‘title sponsor’ como Vodafone en su día (aportaba más de 30 millones de euros) o simplemente un patrocinador principal que quiera aprovechar el hipotético regreso mediático de Alonso.

McLaren y Mercedes unirán sus caminos más de una década después. El pasado sábado Renault emitió un comunicado en el que descartaba prolongar el contrato de suministro de motores a la escudería británica más allá de 2020. En cuestión de minutos, los rumores se hicieron realidad: los de Woking competirán con la unidad de potencia de Mercedes. Un salto de calidad, quizás el definitivo, para que McLaren aspire a conquistar el Mundial.

El inútil despilfarro de Renault en la F1: 100 M€ más para nada

Renault ha invertido más en 2019 que el pasado año y ha obtenido peores resultados. El equipo ha aumentado el gasto en...

Esta alianza se forjará el mismo curso en el que se ha especulado con el retorno de Alonso. Con poco que McLaren mejore el chasis, la escudería podría auparse de nuevo mínimo a la zona de podio. Y si hay opción de triunfo, el asturiano regresaría como ya vaticinó. Es una operación complicada de acometer para un equipo que ha afrontado pérdidas en 2017 y 2018, pero que este curso, como avanzó MERCA2, ha conseguido retornar a la senda de las ganancias.

La llegada de nuevos patrocinadores como Coca-Cola, Dell, British American Tobacco o Estrella Galicia (gracias a Sainz) ha hecho olvidar el vacío económico tras la fuga de Honda. La falta de ofertas suculentas ha llevado a McLaren a variar su estrategia y aglutinar a muchos sponsors de escasa cuantía. En total, los británicos han sumado 16 marcas en 2019. Un éxito de Zak Brown, si se tiene en cuenta los pésimos resultados cosechados en las últimas temporadas.

Ahora la situación es más alentadora, pero el fichaje de Alonso les llevaría de nuevo a una situación de riesgo. McLaren necesita un buen colchón económico. El salario de Alonso y el nuevo motor Mercedes incrementarían los gastos en torno a 40 millones de euros. Y eso es mucho decir.

EL SALARIO DE ALONSO, EL PROBLEMA DE MCLAREN

El principal inconveniente de McLaren es el contrato de Alonso. Las ganas del español por regresar a la F1 no esconderán un salario que refleje su caché. Hamilton supera la barrera de los 50 millones de euros, Vettel los 40 y Alonso mínimo percibiría los 30 millones de euros que cobraba cuando dijo adiós, ya que todos los salarios han ido al alza y su contrato sería a muy corto plazo (uno o dos años para no atarse a la competición).

McLaren no tendría entre sus pilotos la posibilidad de abaratar parte del salario de Alonso. Desde la salida del español la escudería ha reducido considerablemente esa partida de gastos. Sainz percibe cuatro millones de euros y Norris no llega siquiera a las siete cifras. Con la salida del madrileño complicada (brillante temporada), Alonso apartaría a la promesa británica y los de Woking pasarían de lo ‘gratis’ a lo ‘lujoso’, con lo que ello conlleva.

A ese gasto hay que sumarle el que McLaren afrontará por obtener el motor Mercedes. Se desconocen las cifras de la operación, pero varios medios señalan a que la unidad de potencia será más cara que Renault (oscila los 15 millones de euros). Más, cuando los alemanes son conscientes de que McLaren sería un rival potencial para pelear por el triunfo cada domingo. Esta diferencia podría ascender hasta los 10 millones de euros, que dejaría un abismo de 40 ‘kilos’ en total en las arcas de McLaren de cara a 2021.

Este mes de marzo McLaren se embolsó, al margen de patrocinios, 88 millones de euros. Estos ingresos provienen de resultados deportivos (32), de lo que otorga Liberty Media por permanecer dos temporadas (35) y de un pacto forjado entre Ferrari, Mercedes, Red Bull y los de Woking, que se reparten un interesante montante económico (31).

MCLAREN NECESITA UN ‘TITLE SPONSOR’ PARA FICHAR A ALONSO

El quebradero de cabeza de McLaren es que su tope en el Mundial de Constructores es la cuarta plaza, que este curso les permitiría embolsarse sólo cuatro millones más. La situación es compleja: este año gracias a los sponsors y los resultados del pasado año taparán el agujero de 100 millones que dejó Honda. Pero las únicas ganancias verdaderas respecto a esa etapa serán los cuatro millones de euros citados. Esto coloca a la escudería en una encrucijada: Alonso sólo puede regresar si le sigue un sponsor principal o si ganan el Mundial.

Ganar la clasificación por equipos supondría un auge de 25 millones de euros que subsanaría gran parte de las heridas financieras. Pero el riesgo es demasiado elevado. La única esperanza de McLaren recae sobre los patrocinadores, como este año. Pero la estrategia de sumar muchas marcas a coste barato no surtirá efecto. Los británicos necesitan una apuesta fuerte como las del pasado (Vodafone les proporcionó más de 30 millones de euros) y la figura de Alonso podría ser suficiente para que marcas potentes den el salto. Es la única vía que tienen para acometer un fichaje que a nivel de marketing rompería casi todos los precedentes en la F1.

Comentarios de Facebook