Mazda
Foto: Mazda.

El presidente y consejero delegado de Mazda en España, José María Terol, ha descartado que la compañía automovilística japonesa vaya a cerrar este año algún concesionario ubicado en territorio nacional, a pesar de que la firma reducirá sus ventas cerca de un 41% en 2020 por la crisis provocada por el coronavirus.

Así lo ha señalado Terol en un encuentro con medios de comunicación, en el que ha asegurado que la rentabilidad de sus establecimientos será “mala” como, a su juicio, “la de todas las empresas”. Aún así, ha insistido en que es “muy difícil” prever qué es lo que pasará de aquí a finales de año, debido a la incertidumbre de esta situación.

“En general, a diferencia de la crisis del 2008, la situación de los concesionarios es más robusta y más saneada. Aprendimos y nos hemos preocupado por vigilar la salud financiera de los concesionarios”, ha indicado Terol.

Según él, al no tratarse de una crisis financiera, el acceso al crédito se ha mantenido, por lo que los puntos de venta han podido disponer de liquidez para “sobrevivir”. También los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) han ayudado a los establecimientos a superar la crisis.

En este sentido, ha asegurado que los servicios de posventa ya están operando casi a “plena capacidad”, por lo que los concesionarios de Mazda ya han recuperado a “prácticamente toda” su plantilla de los ERTE.

“Las ventas se recuperan a un ritmo más lento que la posventa, pero más rápido de lo que preveíamos”, ha indicado Terol, quien ha asegurado que el plan de apoyo al automóvil que prepara el Gobierno podría ayudar a esta reactivación del sector.

CAÍDA DE LAS VENTAS

En este aspecto, ha asegurado que estas medidas del Ejecutivo podrían hacer que el mercado español de vehículos cerrase 2020 con unas 800.000 matriculaciones, una caída “muy sustancial” pero mejor que las previsiones que tenía Mazda hace dos meses en el inicio de la pandemia.

En este contexto, Terol espera que la marca japonesa mantenga la misma cuota de mercado del año pasado, un 1,7%, por lo que entregaría en España unas 13.600 vehículos, un 41% menos que los 23.160 coches que vendió en 2019.

Respecto al paquete de medidas que prepara el Ejecutivo de Pedro Sánchez, el directivo de Mazda ha subrayado la importancia de que se lancen ayudas para incentivar la compra de coches, “algo bueno tanto para la industria como para los ciudadanos”, que podrán renovar sus vehículos por otros más modernos, seguros y menos contaminantes.

NISSAN EN BARCELONA Y NUEVA NORMATIVA EUROPEA

Sobre el cierre de las plantas catalanas de Nissan, Terol ha mostrado su “pena” por esta circunstancia, pero ha descartado que esto vaya a afectar a Mazda en España. “Nissan tiene unas ventas muy enfocadas a un par de modelos que no son competencia muy directa con nosotros”, ha indicado, tras lo que ha añadido que Mazda no tiene previsto aprovechar la salida de Nissan para producir en la Zona Franca de Barcelona ni comenzar a ensamblar vehículos en Europa.

Entre otros temas, Terol también se ha referido a la “buena posición” en la que se encuentra la marca para cumplir la nueva normativa europea de emisiones, ya que, según ha indicado, más del 74% de los coches que vende en España es híbrido eléctrico de gasolina, muy por encima que la media del mercado, que se sitúa cerca del 11%.

Sobre el gasto que supondrán las medidas necesarias para evitar contagios, Terol ha indicado que ese impacto será “mínimo” para la empresa, aunque algo mayor para los concesionarios. Por ello, la compañía ha tratado de ayudarlos para reducir costes en otros aspectos y en la búsqueda de proveedores.

También ha destacado cómo diferentes procesos de cambio que ya estaban ocurriendo en el sector se han acelerado, como la digitalización del proceso de compra y ha indicado que Mazda dispone de diferentes servicios que se adaptan a las necesidades de sus clientes.

Comentarios de Facebook