mercado
Michael Nagle/Bloomberg

La segunda jornada tras los festivos de Pascua trajo consigo un aluvión de resultados desde Estados Unidos que permitieron a dos de los tres índices (S&P500 y Nasdaq Composite) alcanzar nuevos máximos.

Los resultados, esperados con expectación por el mercado, de una gran parte de las empresas estadounidenses batieron las previsiones y el consenso del mercado. Permitiendo a Wall Street destacar frente al Viejo Continente, el cual inició el mercado con caídas tras el cierre del pasado martes.

Para el S&P500 ha sido el mejor inicio de año desde 1987, alcanzando una revalorización del 17%, mientras que desde 1991 el Nasdaq Composite no conseguía un 22% de ganancia. Entre otras compañías, el mercado abrazó los resultados de Coca-Cola y United Technologies, que subieron un 1,17% y 2,2% respectivamente.

Donald Trump, Jaguar Land Rover, Volvo

“Fair trade” a base de aranceles

Donald Trump lo vuelve a hacer, cuando parece que la guerra comercial con China llega a su final tras largas negociaciones y concesiones por...

Sin embargo, el Dow Jones al no ser una cesta ponderada (todos los valores tienen el mismo peso sobre el índice) no pudo seguir a sus homólogos al recibir el impacto de los inversores por la caída de Procter & Gamble (-3,2%) al informar sobre la reducción en sus previsiones para este 2019.

En cualquier caso, el S&P500 logró alcanzar la cifra de los 2.940 puntos , cerrando finalmente en los 2.930,7 puntos. El Nasdaq Composite por su parte superó su máximo de septiembre en 8.109 puntos, subiendo hasta los 8.128,8 puntos y cerrando en los 8.120 puntos.

Esta coyuntura viene de la mano del optimismo sobre las conversaciones comerciales entre China y Estados unidos. Recordemos que esta semana  volverán a sentarse para apurar los detalles sobre el final de la guerra comercial.

Darío García, analista de XTB