zara

El imperio de Amancio Ortega se ha convertido en un buque insignia para los centros comerciales. Si Inditex apuesta por hacerse un hueco, el centro tiene el éxito asegurado, ya que el tráfico de visitas aumenta exponencialmente.

El ‘efecto llamada’ que producen las marcas de la firma gallega es innegable y abarca distintos segmentos de la población. Desde los más jóvenes hasta un sector más adulto y pudiente. Hay una marca para todos los gustos, y su apuesta por el ‘low cost’ hace que su moda sea muy seguida.

Además, Inditex tiene muy interiorizado el comercio digital y las nuevas tecnologías, gracias a ello ha podido capear los efectos de la crisis sanitaria tras la pandemia del coronavirus en nuestro país, y continuar con su negocio de forma online.

Según los expertos en retail, Inditex se podría definir como la ‘gallina de los huevos de oro’ en un centro comercial. Tanto es así, que debería ser la compañía más mimada en los centros para evitar su fuga.

En este sentido, en la apertura de nuevos centros comerciales es esencial para la comercializadora convencer al emporio de los Ortega de las bondades y beneficios que les puede reportar abrir una tienda en su superficie. La ecuación es clara: si no está Inditex, costará mucho más atraer al público.

INDITEX SE RESIENTE DEL COVID-19

Según los analistas consultados por MERCA2, a finales del primer trimestre, sólo el 13% del total de las tiendas estaban abiertas, lo que supone unas 965. Pero la creciente exposición al negocio por Internet permitió limitar el deterioro del negocio, al haberse disparado las ventas a través de este canal un 51%.

De hecho, en el mes de abril las ventas casi duplicaron las de abril de 2019. La estrategia de integración de ambas plataformas, la venta en tienda y online, ha hecho posible que en un trimestre tan extraordinario el cierre de la gran mayoría de las tiendas no haya provocado una caída de las ventas y deterioro de los resultados mucho más acusado.

Para los expertos, la evolución de ventas debería seguir mejorando a lo largo del segundo semestre, periodo para el que proyectan un descenso de las ventas del 8% en comparación al mismo periodo de un año antes. 

Así, los analistas prevén que Inditex comenzará a crecer en el primer trimestre de 2021, y apuestan por que el negocio de internet siga creciendo a gran ritmo ganando cuota dentro del grupo.

ESTRATEGIAS DE INDITEX

Los estragos del covid-19 han provocado que Inditex se empiece a replantear llevar a cabo la reorganización de sus tiendas de forma más acusada, apostando por el cierre de muchos pequeños locales de menor valor añadido e invertir en otros locales más amplios que le reporten mayores beneficios.

Esta optimización de tiendas es una de sus estrategias que está llevando a cabo desde 2017, pero que se está acentuando aún más tras la crisis económica. Según los analistas, el crecimiento de los ingresos a medio-largo plazo debería situarse en torno al 5%-7%.

Las otras dos líneas estratégicas que está llevando a cabo son la digitalización y la sostenibilidad. Para acometer la total integración de ambos formatos de venta, Inditex ha anunciado inversiones de 900 millones de euros anuales hasta 2022 y, de esta cantidad, 1.000 millones irán destinados al proceso de digitalización.

Entre otros proyectos destacados, Inditex inaugurará a finales de este año unos nuevos estudios online de 64.000 metros cuadrados en su sede, terminará de desarrollar el sistema RFID, de radiofrecuencia para trazar el recorrido del producto, integrar totalmente el inventario y el desarrollo de Internet de todos los formatos a nivel mundial en 2020.

Estos proyectos se están desarrollando en la plataforma “Open Platform”, que comenzó a diseñarse en 2018 y se completará en 2021. Esta plataforma concentra el 60% de las actividades digitales del grupo.