canelones fluviales

Los canalones para recoger el agua de la lluvia proveniente de los techos y canales de tejados de viviendas son un elemento de gran utilidad y muy importantes, especialmente en áreas donde las lluvias son frecuentes. Pero incluso en zonas menos lluviosas, el uso de canalones pluviales es de lo más habitual.

En la actualidad existe un amplio mercado de canalones pluviales entre los que cualquier familia puede elegir aquel que resulte más adecuado para las necesidades y características de la vivienda. Principalmente los canalones se pueden diferenciar por los materiales con los que son construidos y diseñados, siendo unos más interesantes que otros por su resistencia frente a la oxidación o a la intemperie.

3 materiales más recomendables para los canalones pluviales

Los materiales que resultan más recomendables a la hora de comprar canalones pluviales para el hogar son los siguientes:

Aluminio

Los canalones de aluminio son los más habituales en la mayoría de viviendas y esto no es fruto de la casualidad. Los canalones fabricados en aluminio han demostrado ser una de las opciones más interesantes para los tejados gracias a que son muy ligeros de manejar, no tienen uniones y además son realmente resistentes a la corrosión, lo que garantiza su durabilidad a largo plazo. Además es posible hacer piezas de canalón a pie de obra en función de las necesidades que surjan durante la instalación para conseguir un resultado final perfecto y sin fugas.

Cobre

Uno de los materiales para canalones pluviales que más se ha puesto de moda en los últimos años es el cobre. Es el material más recomendado para zonas donde llueve de forma muy frecuente porque puede resistir todo tipo de condiciones meteorológicas extremas sin que les afecte en lo más mínimo. Esto le da una vida útil muy larga que evita la sustitución del canalón a los pocos años por otro nuevo. Además su color es muy decorativo y se puede instalar sin problema alguno en fachadas con todo tipo de diseños, tanto rústicas como modernas.

Zinc

En zonas donde la lluvia, la humedad o la niebla son frecuentes, el zinc es una de las mejores opciones. Es por ello que se usa especialmente en zonas costeras porque resiste la humedad de la costa a la perfección evitando la corrosión incluso a largo plazo. Además, el zinc es un metal que se caracteriza por ser muy moldeable, lo que permite crear canaletas de cualquier tipo. Sin olvidar que es un material muy resistente incluso a los golpes de granizos y similares.

Estos tres metales o materiales son los más recomendados por los expertos a la hora de instalar canalones pluviales en casa. Son los metales más resistentes frente a la corrosión, la oxidación y el paso del tiempo y además cuentan con una buena relación calidad-precio. La mayoría de empresas de instalación y fabricación de canalones cuentan con canalones de estos materiales, así que tan solo queda elegir el que resulte más interesante.