Roures
'MasterChef' se ha convertido en el producto estrella de TVE.

Masterchef Celebrity celebró su gran final y por fin se ha sabido el ganador o ganadora. En esta cuarta edición se ha llevado el premio Tamara Falcó (hija de Isabel Preysler y el marqués de Griñón). Se ha convertido en una gran revelación con su participación en el concurso de la primera cadena de Televisión Española. El menú que realizó para llevarse el gato al agua fue una ensalada que hacía un homenaje a su propia madre, pichón con multiesférico de maíz y aire de chocolate y tarta de melocotón.

A simple vista, el plato más complicado de realizar sería el segundo, pero Tamara puso toda la carne en el asador para poder ganar el certamen. Cuando su nombre se proclamó como ganadora, Tamara no se lo pensó dos veces y salió corriendo por el plató para poder abrazar a su madre y a Mario Vargas Llosa. Más tarde, selló con un beso a Jordi Cruz y abrazó a todos sus compañeros. Te contamos cómo fue la última gala de Masterchef Celebrity y cómo sucedió todo en torno a la ganadora.

Tamara gana Masterchef Celebrity en medio de la polémica

Tamara Falcó gana la cuarta edicicon de Masterchef celebrity

Tamara Falcó ganó en el último programa de Masterchef 75.000 euros. Esta cifra no es para ella, sino que la donará a Mensajeros por la Paz. Además, la ganadora podría disfrutar de un curso de cocina creativa en el Basque Culinary Center, uno de los centros culinarios más prestigiosos de España.

Jordi Cruz fue el encargado de entregar el premio a la ganadora. Tamara no se lo pensó dos veces y le comentó que se darían un beso y así hizo. Después de plantarle el beso dijo que nunca había besado antes a un chico llevando ella la iniciativa. Las caras de todos los que estaban en plató eran dignas de grabar, pues se quedaron con la boca abierta. No hay que olvidar que Tamara y Jordi Cruz habían estado tonteando durante todo el programa.

Gracias a Masterchef Celebrity la audiencia ha podido conocer un poco mejor a Tamara Falcó. Es una mujer alegre y espontánea que no pasa desapercibida para nadie. La diseñadora es una persona natural que protagonizó uno de los momentos más divertidos del programa, cuando la juez Samantha Vallejo-Nájera le preguntó, después de reconocer que no tenía ni idea de cocina, por un libro de recetas que ella publicó con su nombre en 2016 “Cupcakes de Tamara”. Reconoció que solo se sacó las fotos, aunque se dijo que eran sus propias recetas.

Ha podido demostrar durante todo el programa de Masterchef Celebrity que es una mujer responsable y trabajadora. Su perfeccionismo le ha llevado a ganar en la última gala del concurso. Ha ayudado a todos sus compañeros de concurso y por ello se ha ganado la simpatía de todos y todas. Se ha podido ver que la hija de Isabel Preysler tiene un carácter cuando la ocasión lo requiere. Hubo una ocasión en la que se generó una gran tensión con la actriz Anabel Alonso y esta acabó incluso llorando.

Bronca con Anabel Alonso y tenso final

En esta noche todo comenzó a torcerse cuando se hizo la prueba de exteriores. Los aspirantes hicieron dos equipos y uno de ellos era capitaneado por la propia Anabel Alonso y el otro por Vicky Martín Berrocal. Todo parecía ir bien, pero los jueces intercambiaron a los líderes de los dos equipos. A Anabel la cocina se le fue de las manos y acabó teniendo una sonada bronca con Tamara Falcó. La prisa no es buena y provocó la primera tensión más importante en Masterchef.

Tamara Falcó ha demostrado a toda la audiencia que es todo corazón y amor. Es una chica seductora, hemos disfrutado de varios momentos en los que ha tonteado con el chef Jordi Cruz. En el concurso ha tenido una bonita amistad con el diseñador Juan Avellaneda, con Yolanda Ramos y con los Chunguitos. Realmente, todos los concursantes han hecho piña en el concurso y se han llevado bien. Esto se ha podido ver en la final cuando todos han abrazado a la ganadora sin rencor ni rencillas.

Una de las personas que más se ha sorprendido del triunfo final ha sido Isabel Preysler. Comentó que no se lo esperaba, pues nunca la vio cocinar. El único que parece ser que confió en Tamara Falcó fue su cuñado, Fernando Verdasco.

Ana Obregón crítica al programa

Como todo gran concurso, ha estado lleno de quejas y críticas. Masterchef Celebrity ha tenido la edición más mediática de su historia. El talent de cocina ha generado diversas vías y tramas dentro y fuera de la cocina. Esto no ha favorecido al programa, pues se comenzó a hablar de ello y no de la esencia propia el concurso. Ha habido tensión, valoraciones muy duras del jurado, piques entre los compañeros de fogones… Ana Obregón destapaba la olla y decía que había favoritismo con Tamara Falcó.

TVE se pronunció y valoró todas las quejas disponibles. Por culpa de todo ello, el espacio perdió valor cultural y educativo y derivó a ser un reality show. Uno de los temas que más críticas ha recibido ha sido el papel de Tamara dentro del concurso: “Podría tener trato de favor por ser hija de Isabel Preysler y del Marqués de Griñón”. Tamara es una mujer que habla muy dulce y cuando se dirigían a ella lo hacían en el mismo tono. Vicky es diferente y el jurado la trataban también diferente. El jurado aseguraba que cuando había que regañar a un concursante por cualquier tema se hacía de la misma forma para todos.

Cuando se celebró la prueba de exteriores en el restaurante que tiene Masterchef Celebrity fuera de plató, los concursantes tuvieron que elegir dos de los seis platos que les presentaron. En esta fase, Tamara Falcó fue la siguiente clasificada con el éxito en sus dos platos. Los finalistas se enfrentaron en la final donde estaba de juez Joan Roca. Los talents cocinaron además ante el resto de sus compañeros y frente a sus familias: Mario Vargas Llosa, Isabel Preysler y la madre y hermano del sevillano.

Hicieron un entrante, un segundo plato y un postre. Las dos propuestas de los concursantes giraban en torno a sus familias. El sevillano logró conmover al jurado, pues se acordó en esta ocasión de su abuelo. La noticia causó furor en el plato y Tamara se abrazó a Félix Gómez. Cuando Tamara ganó dijo que no se lo podía creer y que tenía ganas de seguir cocinando.