MásMóvil ha reiterado sus objetivos financieros de cara a este año y el próximo, aunque en el rango bajo esperado en su última actualización, debido a la actual y previsible situación macroeconómica de España, tras el impacto generado por el coronavirus.

Así lo ha trasladado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el operador, que prevé un resultado bruto de explotación (Ebitda) ajustado de entre 570 y 600 millones de euros para este año, lo que supone un margen de entre el 30% y el 32%.

Por su parte, de cara al ejercicio 2021, la compañía espera alcanzar un Ebitda ajustado de entre 670 y 700 millones de euros, lo que supondría un margen, también ajustado, de entre el 32% y el 34% para ese año.

En este caso, para el año que viene, la compañía afirma que se ecuentra “cómoda” con la parte alta del rango de Ebitda ajustado estimado.

MásMóvil explica que el mantenimiento de estos objetivos de rentabilidad previamente anunciados se basa en la combinación del impacto negativo de la crisis del Covid-19 en la economía española y la aportación positiva de los acuerdos operativos a los que ha llegado recientemente.

EXCLUYE LA APORTACIÓN DE LYCA MOBILE

Además, estos objetivos no incluyen la aportación de laadquisición del operador virtual Lyca Mobile, una operación que completó el pasado 12 de junio por 361 millones de euros, una vez obtenidas todas las autorizaciones necesarias por partes de las autoridades de competencia.

MásMóvil también ha reiterado su expectativa inicial de los gastos de bienes de capital (capex neto) para 2020 de 295 millones de euros, al que se podría incorporar el impacto positivo de la oferta de compra de red de fibra óptica FTTH.

NUEVA FILIAL DE INFRAESTRUCTURAS DE FIBRA

Por su parte, para el año 2021, ha confirmado el objetivo de capex neto de 255 millones de euros, esperándose que la potencial venta de red FTTH tenga un impacto positivo, reduciendo este importe en función del calendario de despliegue y de la venta de red que finalmente se ejecute.

Esta operación hace referencia al acuerdo de acceso mayorista al que llegó a principios de junio con Orange para desplegar de forma conjunta entre 2,2 y 2,75 millones de unidades inmobiliarias de FTTH de nueva construcción entre 2020 y 2023, que cubrirán tanto nuevas áreas como actuales.

La operadora se comprometió a desplegar 500.000 de estas unidades, con opción de desplegar otras 250.000 adicionales, siendo el resto de unidades incluidas en el acuerdo desplegadas por Orange. Las dos compañías se comprometieron al uso mayorista ‘bistream’ en la nueva red desplegada por el otro operador por un periodo de 20 años.

La operadora también obtuvo en ese momento una oferta en firme de un fondo de infraestructuras internacional (InfraFund) para tomar una participación mayorista en NetCo, una empresa que crearán de forma conjunta y que tendrá más de un millón de unidades inmobiliarias FTTH.

En el primer trimestre, registró un beneficio neto de 22 millones de euros, el mismo que el logrado un año antes, a pesar del impacto de la crisis del coronavirus, que la compañía considera menor al esperado, por lo que no espera que sus planes comerciales se vean afectados de forma relevante.

Comentarios de Facebook