MásMóvil

MásMóvil corona 2019, un año de consolidación para la firma, con una reestructuración de su negocio. La firma que dirige Meinrad Spenger ha eliminado de su estructura societaria la filial Neutra Networks Services al incluirla, a través de fusión, en su participada MásMóvil Broadband este pasado lunes 30 de diciembre, según consta en el Borme. Un movimiento que busca adelgazar el volumen de filiales que mantiene la operadora con el fin de reducir costes y simplificar la gestión de la estructura una vez que la firma sigue creciendo a un ritmo alto.

La filial extinguida, Neutra Network, fue adquirida en 2018 por MásMóvil a Iberfibra Gestión de Redes de Banda Ancha, una firma perteneciente al grupo Gala Capital. En el momento de la adquisición, el negocio de Neutra consistía en la explotación de 40 MHz de redes públicas fijas de acceso a radio en las bandas de 3,4 a 3,6 GHz y de 2,6 GHz en el ámbito nacional. La operación se cerró por algo más de 15 millones de euros y, según explicó el grupo, estaba especializada en servicios de fixed Wireless para empresas y dispone de una red de 100 antenas distribuidas por el territorio nacional. En concreto, su presencia geográfica se distribuía por Madrid, Cataluña, Castilla-La Mancha y Andalucía.

El adelgazamiento en la estructura de la operadora de bajo coste llega en un momento clave. Al cierre de las cuentas de 2019, MásMóvil todavía cuenta con más de una docena de sociedades, cuyo número, además, no ha parado de crecer a medida que se llevaban a cabo nuevas adquisiciones o entraba en distintos negocios. El plan de reducción de filiales se anunció un par de meses atrás y no solo afectaba a Neutra, sino que incluía también una absorción de MásMóvil Investments por la propia Broadband. Además, un año antes había cerrado también MásMóvil UK en su intento de adelgazar una estructura cada vez más difícil de manejar.

2019, UN AÑO DE CONSOLIDACIÓN

El próximo año será, de nuevo, vital en el crecimiento y la consolidación de la firma, pero no se puede perder de vista la importancia de este 2019. A nivel empresarial, la operadora ha seguido ganando terreno frente a sus competidores a medida que extendía sus ofertas, más allá de la telefonía móvil, hasta convertirse en un actor importante también en banda ancha. Lo anterior, solo ha sido posible gracias al acuerdo mayorista cerrado con Orange dado que logró abaratar costes para una nueva oleada de agresivas ofertas.

El buen hacer de la compañía en el plano empresarial ha tenido su recompensa bursátil. La operadora cerró el año en positivo, aunque si bien es cierto que ha sido muy levemente otras telcos lo han hecho en negativo y en porcentajes importantes. Además, cumplió un hito importante, que llevaba años marcado en rojo, como es el de entrar en el selecto club de las empresas más grandes de España, el Ibex 35. Si bien, no ha sido un año de subidas récords (cada vez es más difícil eso) sí lo ha sido para consolidarse como un valor importante en España.

Por último, la compañía ha llevado a cabo transformaciones en su accionariado. Así, recientemente cerró la operación de recompra del bono convertible de Providence por un total de 883 millones de euros. Con ello, ha reducido con fuerza el peso del fondo hasta el 9,2% y ha dejado el liderazgo del grupo más repartido, según consta en el registro de la CNMV. Con ello, será Onchena, el vehículo inversor de la familia Ybarra Careaga, el mayor accionista de la firma.