MásMóvil

El consejero delegado del Grupo MásMóvil, Meinrad Spenger, ha asegurado que las operadoras de la compañía no contribuirán a una nueva guerra comercial de precios en España, al mismo tiempo que ha descartado entrar en el segmento “ultra low cost”, ya que su apuesta se centra en lograr valor.

Durante su intervención en los ‘Tecnodesayunos Arca con Ignacio del Castillo’, Spenger ha resaltado que no espera que en España se vuelva a producir una guerra comercial con la agresividad de la que tuvo lugar en el verano de 2018 tras los cambios en el mercado de los derechos televisivos del fútbol. “Nosotros no vamos a contribuir y espero que otros tampoco”, ha incidido.

En este sentido, ha indicado que ve capacidad de generar unos mayores ingresos medios por cliente (ARPU por sus siglas en inglés) mediante la subida de precios, pero ha incidido en que, por su parte, estas no serán cambios unilaterales de los precios que pagan los clientes, sino a través de nuevas ofertas o nuevos servicios.

Spenger ha confiado en que el resto de operadores vayan en esta línea y ha criticado las promociones “locas” que hacen algunas compañías, aunque ha destacado que Telefónica y Orange también han demostrado ser racionales fomentando el valor.

Asimismo, el consejero delegado de MásMóvil ha incidido en que no tiene mucho sentido que el de las telecomunicaciones sea el único sector de las ‘utilities’ que en los últimos diez años ha bajado un 30% sus precios, cuando los del agua, el gas o la electricidad han subido.

Así, ha remarcado que se trata de un sector “tractor y líder” para la economía española, no solo porque emplea a más de 400.000 personas, sino porque la conectividad está en la base de todos. “No puede ser que hoy en día sea más fácil vender a un consumidor un café con leche o un cupcake por cinco euros que subir algo la factura del móvil o la banda ancha”, ha subrayado.

En este contexto, ha pedido que se “cuide mucho” y se comunique el valor del servicio que presta el sector de las telecomunicaciones, que a veces solo se conoce por las quejas de los consumidores, cuando es “un ejemplo para muchos fuera de España”, donde no tienen una red de la misma calidad que la española, incluso en las principales economías europeas.

MÁSMÓVIL HABLA DEL DESPLIEGUE DEL 5G

Por otro lado, Spenger ha asegurado que la operadora está preparada para lanzar su servicio de 5G, pero ha incidido en que su puesta en marcha todavía no tiene sentido y quedan “al menos dos años” para que haya un despliegue masivo de la nueva tecnología móvil que permita aprovechar los grandes beneficios que aporta.

“Creo que MásMóvil va a estar siempre preparada, porque una cosa que nos caracteriza es que somos rápidos y ágiles”, ha señalado el consejero delegado del cuarto operador convergente en España, quien ha recordado que integraron Yoigo en el grupo en solo tres o cuatro meses, cuando la gente les decía que tardarían un año en digerirla.

De cara al 5G, ha incidido en que tienen un equipo “bueno y rápido” y están preparados para la nueva tecnología móvil, incluso con antenas activas, pero que no lo publicitan porque ahora mismo no es relevante para los clientes, dado que no hay terminales a precios razonables y la tecnología no está madura, especialmente la ‘Standalone’ (SA).

En este contexto, ha indicado que esperan despliegues iniciales este año en España, pero hasta 2021 o 2022 no cree que sean “relevantes”. Así, ha agregado que las pruebas de velocidad que están haciendo son “buenas noticias” para los consumidores, pero cree para que sus despliegues y beneficios sean “masivos faltan al menos dos años”.

Respecto a la subasta de espectro en la banda de 700 MHz, clave para el desarrollo del 5G, que se llevará a cabo en España en próximas semanas, Spenger ha remarcado que tienen ganas de participar en ella, pero ha vuelto a insistir en que lo harán siempre y cuando sea con “condiciones y precios razonables”.

En este sentido, ha remarcado que para MásMóvil es “más difícil” amortizar la inversión en espectro dado su menor tamaño en comparación con el de los otros tres operadores nacionales y ha explicado que lo razonable significa que gracias a ese espectro puedan mejorar la calidad de la red ahorrando dinero respecto a lo que pagan en los acuerdos mayoristas.

Así, también ha reiterado que no es “justo” que sean el único cuarto operador convergente de telecomunicaciones de Europa que no tiene espectro en frecuencias bajas, por debajo de un 1 GHz, al tiempo que ha señalado que seguirán desplegando “algunos ‘sites’ más”, aunque no muchas, dadas las eficiencias que tiene con su red actual y sus acuerdos mayoristas.