MásMóvil

España es el país con más fibra desplegada de Europa. Pero eso no significa que llegue a todos los lugares. Todavía quedan agujeros negros y de difícil acceso donde la conectividad es mala. Ante este escenario, el Grupo MásMóvil quiere coger posición de privilegio en las zonas rurales. Todos los clientes cuentan.

De hecho, el operador dirigido por Meinrad Spenger siempre ha estado muy ligado al negocio regional. MásMóvil ha sido uno de los revendedores de red más importante para los operadores locales. Es por ello, desde su negocio mayorista, por lo que conoce las necesidades de estos usuarios. Y si a eso sumamos la creciendo competencia que hay con más de cinco operadores en el mercado, las cuentas salen sencillas para la compañía amarilla.

Ante este contexto, Spenger ha desvelado este miércoles -en el marco del Foro MedCap- dos líneas estratégicas básicas de la compañía: apostarán por el 5G como alternativa a la fibra en las zonas donde la tecnología FTTH no llegue; y tienen la aspiración de convertirse en el segundo operador con mayor cobertura en el territorio nacional.

Lógicamente el segundo objetivo va ligado con el primero. Se trata de algo que históricamente han hecho los operadores en las zonas con baja densidad de población y que, por lo tanto, no sale muy rentable invertir en despliegue de redes. Así, MásMóvil espera que tras la llegada del 5G, que permitirá una mejor conectividad, también se pueda usar como “conexión móvil” en el hogar. Una situación, por ejemplo, que es muy utilizada en algunos lugares de Centroeuropa donde hay desplegadas menos banda ancha de alta velocidad.

MÁSMÓVIL VA GANANDO TERRENO

Pero como la llegada del 5G todavía se planta un poco lejana, la subasta de espectro de radio se aplazó debido al coronavirus, MásMóvil tiene abiertos otros frentes de negocio para llegar a las zonas rurales.

Uno de los casos concretos es el satélite que gestiona una de sus marcas, Embou. El operador amarillo presta el servicio para la instalación y orientación del equipo de internet por satélite de manera gratuita, de manera que desde la compañía aseguran al usuarios ahorrase los sobrecostes que tiene este tipo de coberturas. Además de realizar el alta de forma gratuita de este servicio, dispone de 30 Mb/s de velocidad de descarga y 6 Mb/s de subida. Todo esto, siempre, con navegación (casi) ilimitada con los 30GB de esta tarifa. Aunque recomiendan que si el usuario va a pasar un largo tiempo en esa zona, se puede contratar tarifas de 60 GB y 150 GB.

Esta obsesión de MásMóvil por querer llegar a todos los rincones tiene que ver, como ha indicado su consejero delegado, en que ahora mismo hay más de 15 marcas a nivel nacional asociadas a grandes operadores que compiten por los mismos clientes. Por lo tanto, se debe pelear por cada rincón. Aunque por ahora la compañía ha sabido mover bien sus cartas pese a tener menos fibra desplegada, por ejemplo, que un competidor directo como empieza a ser Orange.

Pese a todo, cuando poco a poco vaya llegando la fibra a las zonas de difícil acceso y rentabilidad, habrá que ver cómo mueve las cartas MásMóvil y cómo le habrá salido la jugada del “5G fijo”. Eso sí, una vez que esta tecnología está disponible.

Comentarios de Facebook