MásMóvil

Este 2018 debe quedar grabado a fuego en la corta vida del grupo MásMóvil. Después de conseguir ser el gran azote de los grandes operadores de telefonía, sobre todo a base de robar clientes, llega un 2019 donde todos pelean por conseguir un lugar preferente en la próxima batalla móvil: el 5G.

Este año ya ha habido subasta de espectro para bandas de radio donde se desarrollará la tecnología 5G, y los operadores se han tenido que rascar el bolsillo. Cada uno lo ha hecho a su manera. Por ejemplo, en el caso de la compañía dirigida por Meinrad Spenger, también se han movido corporativamente para obtener frecuencia que estaban en manos de otros.

Así, esta semana el grupo Eurona materializó el acuerdo alcanzado el pasado mes de julio con Xfera Móviles, del grupo MásMóvil, y ha efectuado la venta por 30 millones de euros de la banda licenciada de 3,5 GHZ.

Movistar

Movistar, Orange y Vodafone quedan congelados: mucho paquete y poco dinero

Los tres principales operadores de telefonía echan cuentas y los resultados no salen. Después de meses de dura batalla en la captación de clientes...

Mediante este acuerdo, Eurona, que ostentaba este espectro desde 2014, transfiere la banda licenciada en bloque de 40 Mhz de las frecuencias comprendidas entre 3.400 y 3.420Mhz y entre 3.500 y 3.520Mhz. Una operación que ya cuenta con el visto bueno administrativo de la Dirección General de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información del Ministerio de Economía y Empresa y que fue aprobada por la Junta General de Accionistas de la compañía que dirige Fernando Ojeda desde el pasado mes de julio.

Se trata de una alianza estratégica que no solo contempla la contraprestación económica de 30 millones de euros a favor de Eurona sino que además incluye contratos de subrogación de la red actual y contratos mayoristas de 4G y Wimax, el área de negocio de Eurona que ofrece servicios de banda ancha y telefonía fija en entornos no urbanos.

MÁSMÓVIL SIGUE CRECIENDO

Si 2018 ha sido un gran año, desde MásMóvil esperan que 2019 sea igual (o mejor). El reto no es pequeño, puesto que ahora mismo el mercado residencial muestra síntomas de agotamiento. Además, los rivales tendrán que esforzarse, sobre todo Vodafone, que al contrario que los amarillos ha tenido un ejercicio donde la pérdida de clientes ha sido la tónica habitual.

De esta manera, MásMóvil debe atar la mayor cantidad de cabos posible, básicamente porque los esfuerzos inversores durante los dos próximos años, hasta que el 5G llegue de manera comercial, serán muy importantes. Así, todo el camino que se lleve recorrido será vital.

Comentarios