Hoy, el uso de la mascarilla es un aspecto más de nuestro día a día. Desde el inicio de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, los españoles hemos interiorizado que, antes de salir de casa, debemos cubrirnos la boca y la nariz con una mascarilla. En el trabajo es más de lo mismo. Por este motivo, muchas empresas han optado por ofrecer a sus empleados una mascarilla personalizada.

Las ventajas de personalizar las mascarillas

El hecho de personalizar las mascarillas con el logotipo de la empresa mejorará significativamente su imagen. En primer lugar, porque cada vez que un cliente tenga contacto con uno de los empleados visualizará la marca, reteniéndola en la cabeza más fácilmente. Además, que los empleados de un negocio lleven mascarillas personalizadas transmitirá una imagen de seguridad que muchos clientes buscan en un momento en el que los miedos y las incertezas se incrementan.

De este modo, con el uso, por parte de los trabajadores, de mascarillas personalizadas no solo nos aseguramos de que todos los empleados lleven el tipo de mascarilla que consideramos adecuada, sino que garantizamos la protección de toda la plantilla y del propio entorno de trabajo. Trabajar protegidos evita los contagios, asegurando por lo tanto la productividad de la empresa durante más tiempo.

Si, con todo, pensamos que las mascarillas personalizadas no son imprescindibles para el día a día, siempre podremos reservarlas como regalo de empresa para las próximas navidades o para el aniversario de la creación del negocio, por ejemplo. De esta forma, no solo regalaremos un agasajo original, sino que también entregaremos un obsequio útil que los empleados utilizarán en su vida cotidiana.

Además, también podemos optar por regalar a nuestros clientes mascarillas personalizadas con el logotipo de la empresa. De esta manera, tendremos un detalle con ellos al tiempo que generamos una estrategia de publicidad, orientada a difundir nuestra marca entre potenciales clientes que todavía no han llegado a nosotros.

Tipos de mascarillas personalizables

Actualmente, es posible encontrar una gran variedad de mascarillas personalizables. Estas pueden ser tanto reutilizables como descartables, en función de los materiales con los que estén fabricadas. En el caso de una empresa, lo más aconsejable es optar por las primeras.

En cuanto a su duración, los fabricantes son los responsables de indicar el número máximo de lavados bajo los que se asegura la eficacia de las mascarillas reutilizables. Generalmente, estos no bajan de los 25, pero una vez que se sobrepasa esta cifra, la mascarilla no cumplirá su función adecuadamente. Con respecto a las mascarillas higiénicas, estas son de un solo uso, es decir, no se pueden utilizar durante más de seis u ocho horas.

Además, antes de encargar mascarillas personalizables, bien sean de tela u otro material, será necesario atender a los diferentes tamaños que necesitamos. Así, si la intención es regalárselas a nuestros clientes, podremos optar por un tamaño estándar, mientras que, si estas están destinadas a nuestros empleados, lo mejor será asegurarse de cuáles son los tamaños disponibles y certificar que todo el mundo tiene una mascarilla que se adapta perfectamente a su cara. Una mascarilla demasiado pequeña o demasiado grande no protegerá eficazmente.

Comentarios de Facebook