Las mascarillas son un elemento obligatorio durante esta ‘nueva normalidad’, ya que por el momento es la una forma de evitar la propagación del coronavirus. El problema es que para mantener su eficacia es necesario desinfectar aquellas que sean reutilzables o desechar las de un solo uso. Y la realidad es que pocas veces se cumplen estas recomendaciones y se tiende a prolongar su uso más allá de lo que se considera seguro. La solución a esto la ha propuesto Instituto Tecnológico Technion de Israel, donde se han desarrollado una mascarilla que se desinfecta sola con calor. Esto garantizaría a los usuarios una mascarilla siempre limpia y se atajaría el problema medioambiental que suponen las desechables. 

LA VERSIÓN DE XAOMI CON LUZ ULTRAVIOLETA

La tecnología está dedicando esfuerzos en su lucha contra la covid-19 y también la compañía china Xaomi, ha fabricado una mascarilla de categoría N95, que además de desinfectarse sola, es transparente, dejando la cara visible, un detalle más importante de lo que creemos para la interacción social. El proceso de desinfección, en este caso, se lleva a cabo con emisor de luz ultravioleta incorporado en la máscara, que se activa automáticamente cuando no se está utilizando. La batería se recarga con USB. Por el momento no se ha anunciado cuando saldrá a la venta ni qué precio tendrá, pero probablemente serán algo más cara que la creada por los investigadores del Technion.