mascarilla desinfecta

Las mascarillas son un elemento obligatorio durante esta ‘nueva normalidad’, ya que por el momento es la una forma de evitar la propagación del coronavirus. El problema es que para mantener su eficacia es necesario desinfectar aquellas que sean reutilzables o desechar las de un solo uso. Y la realidad es que pocas veces se cumplen estas recomendaciones y se tiende a prolongar su uso más allá de lo que se considera seguro. La solución a esto la ha propuesto Instituto Tecnológico Technion de Israel, donde se han desarrollado una mascarilla que se desinfecta sola con calor. Esto garantizaría a los usuarios una mascarilla siempre limpia y se atajaría el problema medioambiental que suponen las desechables. 

¿CÓMO FUNCIONA ESTA MASCARILLA?

El funcionamiento parece sencillo, ya que solamente hay que enchufarla mediante un cable USB, incluso podemos usar el mismo que utilizamos para cargar el móvil. El equipo de ingenieros tomó mascarillas corrientes y les incorporó un elemento calentador fabricado con una capa de fibra de carbono que tiene la capacidad de alcanzar temperaturas de hasta 70 grados con una corriente baja. El proceso de desinfección dura una media hora y por el momento se puede desinfectar de esta manera hasta 12 veces, al menos en las mascarillas que se han probado hasta ahora.