Ángel Martínez-Aldama, presidente de Inverco

El presidente de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco), Ángel Martínez-Aldama, calificada como “importante” la mejora de la educación financiera en España durante la última década. Y califica como “objetivo prioritario” su promoción desde las edades más tempranas.

¿Qué radiografía se puede hacer de la educación financiera en España?

La mejora en este concepto en los últimos 10 años en España ha sido importante, tras la aprobación del primer plan de educación financiera, en el que Banco de España y CNMV se comprometían a impulsar una estrategia de educación financiera en España. Además, la inclusión de esta asignatura dentro del Plan de Estudios en Secundaria, si bien no obligatoria, hace que los centros de enseñanza y las Comunidades Autónomas (dentro de sus competencias) cada vez le presten más atención.

A partir de ahí, la colaboración de distintas entidades privadas, entre ellas Inverco, ha permitido el desarrollo de múltiples iniciativas que están conformando un panorama mucho más alentador. Obviamente existe recorrido, pero las sensaciones son positivas.

¿Por qué la educación financiera es importante para fomentar un buen uso a la hora de invertir o de planificar la jubilación?

Una correcta educación financiera permite no sólo valorar la mejor opción entre varias, atendiendo a su mayor o menor rentabilidad, sino incluir también en la toma de decisión el aspecto del riesgo de la inversión: cualquier decisión debe tener en cuenta ambas variables, además del plazo para el que ahorramos.

Por supuesto hay un aspecto que resulta trascendental, y que es la planificación de la jubilación en un contexto como el actual de conveniencia de complementar las pensiones públicas, por las dudas sobre su suficiencia en cuanto a mantener el nivel de pensiones actuales en un futuro próximo. Aquí la educación financiera va a jugar un papel muy importante en dos sentidos: primero en la concienciación social sobre la importancia del ahorro para la jubilación y, en segundo lugar, en el necesario desarrollo de los Planes de Pensiones (a través de las empresas o bien de forma individual) como complemento a la pensión pública. 

¿Cuál es el papel de Inverco en este campo?

Inverco lleva tiempo realizando actuaciones con el objetivo de difundir la conveniencia del ahorro financiero y las características de los Fondos de Inversión y los Fondos de Pensiones. En este sentido, Inverco está adherida al Convenio de Colaboración en materia de educación financiera con el Banco de España, la CNMV, la DGSFP y el Ministerio de Economía y Empresa. Las más reciente es la puesta en marcha de cursos de educación financiera en institutos de Formación Profesional.

Asimismo, muchos de los asociados de Inverco (Gestoras de Fondos de Inversión y Fondos de Pensiones), llevan a cabo iniciativas de educación financiera de muy variadas categorías, pero siempre bajo la temática de ahorro en general y productos financieros en gestión colectiva.

¿Debe comenzar a impartirse desde las escuelas? ¿Qué modelo de otros países sería interesante aplicar en España?

Promover la educación financiera desde las edades más tempranas debe ser un objetivo prioritario. Interesa que desde muy jóvenes comiencen a adoptar decisiones perfectamente informadas sobre gasto y ahorro, teniendo claros sus objetivos, ya que serán ellos los usuarios financieros del futuro.

El saber hacer un presupuesto de ingresos y gastos, el saber definir objetivo de corto, medio y largo plazo, o conocer conceptos como IPC y riesgo son fundamentales para todos y cada uno de nosotros.

¿Qué papel deben jugar las nuevas tecnologías en la educación financiera?

Por una parte, las nuevas tecnologías representan un canal óptimo de difusión y comunicación de la educación financiera entre todos los segmentos de la población, permitiendo una elevada penetración, especialmente entre las generaciones más jóvenes, que deben ser uno de sus objetivos prioritarios.

Pero, por otra parte, el modelo de negocio hacia el que se han dirigido algunas entidades (nuevas tecnologías) va a exigir de forma necesaria una adecuada educación y formación financiera de sus clientes potenciales, que garantice la comprensión de sus inversiones.