Puede que en este debate, haya ideas que choquen acerca de cuál es el personaje más importante en Sálvame. Es cierto que Jorge Javier Vázquez y María Patiño nos han dado muchos buenos momentos, pero ninguno de ellos supera a Lydia Lozano. Y es que la colaboradora siempre tiene algo que decir, siempre sucede algo que logra que la atención recaiga sobre ella.

No siempre son cosas buenas, es un programa de salsa rosa, y lo que interesa son los problemas de otros. Y claro, quien tiene una oreja en todas partes, es Lydia Lozano. A continuación, te explicamos más detalladamente por qué ella es el alma de Sálvame.

Lydia Lozano, la gran estrella en Sálvame

lydia lozano salvame

Siendo sinceros, si nos paramos a analizar realmente Sálvame, no es un verdadero programa de tertulias y entrevistas a diferentes famosos. En realidad es un show preparado para entretener a la audiencia, y nadie dice que eso esté mal, ya que cumplen su papel a la perfección. Pero quien brilla por encima del resto de compañeros, e incluso por encima del propio Jorge Javier Vázquez, es Lydia Lozano. Es una show woman, y Sálvame sin ella no podría continuar. Llora, hace el payaso, se victimiza lo más que puede, y siempre está dispuesta a disfrazarse de lo necesario para que le show continúe en el programa.

Conoce muy bien su papel, y lo hace mejor que nadie, es por esta razón que nunca ha habido ni una sola sospecha de que Sálvame fuera a acabar con ella. Aunque es periodista, no es este el trabajo que ejerce en el plató, si no el de actuar, puede que todos sus compañeros e incluso el equipo vaya siempre contra ella, pero esta también se encarga de llorar por esos ataques, aunque no le afecten lo más mínimo.

No se puede decir lo mismo de Belén Esteban, quien después de muchos años en Sálvame, ha visto peligrar su silla en varias ocasiones. Sobre todo cuando su hija Andrea le prohibió seguir hablando de su padre, esto le costó muy caro, aunque logró seguir adelante.