Ni más ni menos que 1.400 millones de euros en primas y 34 millones en el beneficio neto. Eso es lo que las divisas le restaron a Mapfre durante el pasado año 2018. En concreto, la depreciación de la lira turca, el peso mexicano, el real brasileño y el dólar tuvo un impacto en el resultado de 17 millones de euros, a la par que hicieron caer a las primas un 4%.

Durante el primer semestre de 2019, tanto la lira turca como el real brasileño continuaron ‘azotando’ los resultados de Mapfre. Así, las primas en Turquía ascendieron a 240 millones de euros, lo que supone un descenso del 14,4%. Si el pasado año la depreciación de la lira fue del 25%, en este primer semestre dicha depreciación fue del 20%.

Si trasladamos esos resultados a moneda local, el negocio en Turquía hubiera crecido un 9,6%, eso sí, muy por debajo de la inflación. “La contención del crecimiento ha sido voluntariamente buscada por Mapfre a fin de limitar nuestra exposición en este mercado”, afirmó Fernando Mata, su director general corporativo, durante la presentación de resultados. ¿Cómo? Gracias a una estricta política de suscripción enfocada a reducir el peso del ramo de responsabilidad civil de automóviles.

La razón de Mapfre para dicha contención se centra en el hecho de limitar su exposición a un mercado muy volátil

Eso no significa que Mapfre deje de lado el mercado turco. De cara a 2019, la intención de la entidad presidida por Antonio Huertas es seguir primando la rentabilidad y controlar la suscripción técnica, sobre todo en los ramos de automóviles y salud. Además, continuarán apostando por la diversificación de canales de distribución, desarrollando la red propia y la bancaria. Según el Índice Global de Potencial Asegurador elaborado por el Servicio de Estudios de Mapfre, Turquía es uno de los países con mayores niveles de potencial asegurador junto a Brasil, Indonesia, Rusia y México. Sólo por delante de ellos están Estados Unidos, India, China y Japón.

MAPFRE Y BRASIL

Una situación parecida, que no similar, ha tenido como protagonista a otros de los mercados con un gran nivel de potencial asegurador: Brasil. Parecida porque, en moneda local, el crecimiento de las primas habría sido del 5,6%. Sin embargo, por el efecto divisa, dicho incremento ha sido del 1,9% (en Turquía recordemos que fue negativo) para situar el volumen de primas en los seis meses de 2019 en 2.056 millones de euros.

Banco Santander

Así amortiza Banco Santander los millones pagados a Allianz

Fue en junio de 2017 cuando Banco Santander compraba Banco Popular por un euro al Mecanismo Único de Resolución Europeo (MUR). Dos años después,...

Por ramos, Vida creció un 15,7%, y el de seguros generales un 4,7%. “La caída de autos se debe fundamentalmente a la reestructuración que estamos llevando a cabo en este ramo”, indicó Fernando Mata. En total, el resultado crece un 63% para situarse en 49 millones de euros “resultado del cambio de modelo que venimos aplicando desde finales del año pasado basado en un mayor rigor y control técnico”. Las divisas también afectaron a otro país, concretamente a Argentina. La debilidad de su moneda situó el volumen de primas en 105 millones de euros, un 19% inferior.

Durante el primer semestre de 2019, los ingresos de Mapfre fueron de 10.051 millones de euros (+6,8%) gracias al aumento de las primas, que se situaron en 12.528 millones de euros (+4,7%), y a los mayores ingresos financieros. La menor contribución del negocio de Vida en Brasil lastró el resultado, junto a las menores plusvalías financieras. Así, en los seis primeros meses de 2019 el beneficio neto fue de 375 millones de euros, un 2,9% inferior al del mismo periodo del año anterior. El negocio en España creció un 5,1%.