Mapfre

La aseguradora española Mapfre apuesta por invertir en nuevos activos inmobiliarios a corto plazo, pero se fija en las zonas prime de las principales capitales europeas, dejando de lado el mercado español, cuya última operación fue la compra del edificio que actualmente se ha convertido en la sede de Abante en la Plaza de la Independencia, en Madrid.

Según fuentes conocedoras de la situación, la compañía liderada por Antonio Huertas se centrará en los mercados internacionales para cerrar la ronda de gasto en activos inmobiliarios que aprobó en 2018, y que ya adelantaban que tendría un plazo de un año y medio, aproximadamente.

Desde Mapfre aseguran a MERCA2 que actualmente están realizando operaciones alternativas a través de fondos de inversión. Ya cuentan con gran parte del montante comprometido, pero aún tienen margen suficiente para buscar nuevas oportunidades inmobiliarias en Europa.

De hecho, de las operaciones que realizan a través de los fondos, tienen comprometidos unos 500 millones de euros, y ya han desembolsado unos 400 millones, incluyendo la financiación bancaria.

Así, con el fondo francés Swiss Life ha creado un vehículo de co-inversión inmobiliario, en el que invierten capital al 50%, y cuyo montante para cada parte asciende a los 375 millones de euros. A través del mismo, han adquirido varios edificios en París, y suman más de 22.000 metros cuadrados de oficinas prime, lo que supone la mayor apuesta realizada por Mapfre en el mercado inmobiliario francés.

Por otro lado, Mapfre junto a su socio-gestor GLL Real Estate Partners (Grupo Macquarie), crearon en 2018 el fondo Siereff-GLL para invertir unos 300 millones de euros, a partes iguales. Por el momento, ya tienen comprometidos dos tercios de este montante, y destacan las compras realizadas en algunas de las zonas más cotizadas de Londres o Milán.

Además, hace unas semanas Mapfre y GLL cerraban la compra de un edificio de alta calidad en Luxemburgo por el que, fuentes cercanas a la operación, aseguran a este medio que pudieron pagar unos 55 millones de euros. Se trata del edificio de oficinas que actualmente es la sede del despacho de abogados Clifford Chance, un inmueble de 5.195 metros cuadrados situados en el corazón del distrito financiero de la ciudad.

COMPRA DE LA SEDE DE LA BBC

La última operación realizada por este vehículo ha sido la compra del edificio Yalding House, más conocido por ser la sede de la radio de la BBC durante más de 60 años. Según fuentes conocedoras de la operación, British Land, propietaria del edificio, podría haberse embolsado unos 45 millones de euros.

En concreto, se trata de un edificio de oficinas en el barrio londinense de Fitzrovia, que reúne las sedes de los principales gigantes tecnológicos en la capital británica. Cuenta con cerca de 2.700 metros cuadrados, repartidos en seis pisos de altura y reformado completamente en 2016.

En este sentido, desde Mapfre están abiertos a nuevas adquisiciones a corto plazo y se mantiene optimista con cerrar esta ronda de inversión inmobiliaria en el plazo establecido.

INVERSIONES DIRECTAS DE MAPFRE

A cierre del ejercicio 2019, último dato ofrecido por la compañía, las inversiones inmobiliarias de Mapfre a valor de mercado ascienden a 3.302,5 millones de euros, con un valor neto contable equivalente al 4,6% de las inversiones totales. El índice de ocupación de los inmuebles en renta a terceros es del 92% y su rentabilidad sobre el valor de tasación es del 4,16%.

La estrategia del Grupo Mapfre, en relación a las inversiones inmobiliarias, fue continuista con el año precedente en cuanto a inversiones indirectas y directas. Pero focalizadas en inmuebles de oficinas, en zonas céntricas de la eurozona, en activos con rentabilidad e inquilinos de primer nivel y contratos a largo plazo.