Sacyr
Manuel Manrique, presidente de Sacyr

Hay tres compañías de la Bolsa española que por su revalorización y aumento de la negociación tienen opciones de entrar en el Ibex 35. Es el caso de Sacyr, Solaria y Pharmamar, entre estas, la constructora “es la mejor posicionada” ya que supera en capitalización bursátil y en volumen de negociación a varias compañías que cotizan dentro, según señalan fuentes del mercado.

Los analistas no tienen claro que se vaya a producir algún cambio en la próxima reunión del Ibex 35. El 11 de junio, el Comité Asesor Técnico (CAT) se reúne para decidir si entra o sale alguna empresa, pero para ello se deben cumplir algunos requisitos, como el de tener mínimo un 0,30% de la capitalización total media del Ibex de los últimos seis meses. Y “ninguno de los valores que podrían incluirse por volumen negociado, cumplen” añade Nuria Álvarez, de Renta 4.

La reunión, sin duda, atraerá la atención de los inversores, en medio de la incertidumbre y después de la OPA lanzada por KKR, Cinven y Providence sobre MásMóvil con el objetivo de excluir a la empresa de Bolsa. Si se acepta, se debe volver a modificar el índice.

4 AÑOS ATRÁS

El favorito para volver al Ibex, Sacyr, abandonó su puesto en el selectivo junto a OHL tras la reunión de junio de 2016. Fueron Cellnex y Viscofan quienes sustituyeron a las constructoras, que estaban altamente endeudadas.

La capitalización de la compañía que preside Manuel Manrique había caído hasta los 900 millones desde los 12.000 millones en los que se movía nueve años antes, pero en la junta de accionistas del grupo celebrada esa misma semana, Manrique prometió que volverían más pronto que tarde.

Sus planes pasaban por completar el plan estratégico 2015-2020, lo que implicaba lograr el 75% de sus ingresos fuera de España y convertir la división de concesiones y el nuevo negocio de ingeniería como los principales motores del crecimiento del grupo. Y así ha sido.

EL NUEVO SACYR

En estos años la compañía ha trabajado para reducir su abultada deuda, parte de ella por hacerse con el accionariado de Repsol, de la que posee el 8%. Según sus cuentas del primer trimestre, desde los 19.700 millones de euros de 2008, la deuda neta del grupo se situó en 4.438 millones de euros a cierre de marzo.

En la junta de hace un año, Manrique ya señaló que todos los objetivos del plan estratégico se habían cumplido gracias a convertirse en una empresa concesional, reducir la deuda corporativa de la compañía y aumentar la retribución al accionista.

También ha cumplido su intención de aumentar los ingresos fuera de España, cerró el primer trimestre de 2020 con 40.595 millones de euros de ingresos. La mitad venía de Europa, el 46% de Latinoamérica, el 1% de Norteamérica y 3% restante de otros países.

APOYO DE LOS ANALISTAS

En Bolsa, se revalorizó un 56% el pasado ejercicio y arrancó este con ganas, alcanzando en enero niveles de agosto de 2015. Pero se ha visto afectado, como todos, por la caída del mercado en medio de la pandemia mundial. Esto le lleva a registrar una caída anual del 27%.

Aun así, cuenta con el apoyo de todos los analistas que cubren el valor, una situación que recuerda a sus inicios, cuando debutó en 2003 en Bolsa. También ahora vuelve a superar los 1.000 millones de capitalización.

Con todo, Sacyr dio por concluido el pasado año su etapa de reestructuración y saneamiento y emprendió una nueva estrategia de crecimiento enfocada y sustentada en el negocio concesional.

ENCE VUELVE A SONAR

En diciembre no hubo cambios en el Ibex 35, hay que remontarse a junio del año pasado cuando MásMóvil entró en sustitución de Técnicas Reunidas. Cada vez que se reúne el CAT, Ence se sitúa como el valor con más números para salir del índice y esta vez no es una excepción. Pero Mediaset y Meliá “no están libres de peligro” destaca Aitor Méndez, de IG.

La papelera “fue indultada” en diciembre dada la ausencia de un claro candidato a sustituirla y esta situación podría hacer que volviera a suceder los mismo. En cualquier caso, sigue todavía muy alejada de lo mínimo exigible en el parámetro de capitalización para seguir formando parte del selectivo.

La capitalización total del Ibex se sitúa ligeramente por encima de los 450.000 millones de euros, por lo que ese 0,3% se situaría en torno a los 1.350 millones de euros, mientras que la capitalización de Ence es inferior a los 700 millones.

NINGUNO CUMPLE EL 100%

“Ence solía estar entre los más operados del selectivo, por lo que tenía el factor liquidez de su parte, pero con el revuelo del coronavirus, la atención de los inversores ha virado hacia otras acciones” apunta el de IG.

A Sacyr le ocurre lo contrario, su liquidez en los últimos meses le convierte en un gran candidato, pero su capitalización “juega en su contra”, porque está debajo del mínimo exigido y hay 12 valores fuera del selectivo que cuentan con un valor sobre las tablas superior a la constructora.

PharmaMar se acerca más a los requisitos porque el volumen de negociación se ha disparado por todas las especulaciones en torno al coronavirus y su nivel de capitalización es más elevado que el de Ence, Mediaset, Melía o Indra tras el último rally alcista experimentado por la compañía.

Comentarios de Facebook