Mané Calvo impacto Horeca

Una de las consecuencias que tuvo para el Grupo Calvo el desarrollo de la pandemia fue una mayor demanda de conservas de pescado. Sobre todo, en las primeras semanas. El confinamiento, y el miedo al desabastecimiento, aupó las ventas. A ello ayudaba ventajas del producto como el almacenamiento y la larga duración. “De hecho, ampliamos un turno adicional de producción de fin de semana para hacer frente a tal aumento de la demanda. La situación se fue poco a poco normalizando”, señala Mané Calvo, consejero delegado de Grupo Calvo.

Frente a otros sectores como el del vino, que ha visto una dramática caída en las ventas al canal Horeca, Grupo Calvo no ha tenido una exposición tan elevada. De hecho, en España no llega al 10%. “Aunque se ha producido una bajada drástica de la demanda, su impacto ha sido relativamente bajo. Con la progresiva apertura de bares y restaurantes, y el inicio de la época estival, estamos sintiendo ya una recuperación de la actividad en este segmento. Aun así, es pronto para evaluar cómo evolucionará y si se recuperarán las cifras anteriores a la crisis”.

¿Y Brasil? ¿Ha impulsado la pandemia el consumo? “La evolución ha sido similar a la de España. Con una mayor demanda en las primeras semanas que se ha ido normalizando progresivamente”, indica Mané Calvo. Y añade: “Nuestra prioridad ha sido estar ahí para responder a cada cliente en cada mercado en función de sus necesidades, que forzosamente son cambiantes en un entorno como este”.

“La industria alimentaria ha demostrado estar a la altura”, afirma el consejero delegado de Grupo Calvo

Brasil sigue siendo el principal mercado del grupo Calvo. “Y probablemente el que mayor potencial de desarrollo tiene por tratarse del quinto mayor país del mundo, con un mercado doméstico de más de 200 millones de personas”, acota el consejero delegado.

PLAN 2020 DE CALVO

Preguntado sobre el cumplimiento del Plan 2020, Mané Calvo considera que es muy difícil hacer una previsión para todo el año. “Nosotros venimos de un marco estable, con una rentabilidad consistente y sostenible, que mejora o se mantiene en cada ejercicio. Esta situación comercial, social y financiera sólida esperamos que se mantenga en lo que queda de 2020”, remarca.

De momento, Grupo Calvo ha finalizado su plan industrial, lo que les ha permitido dotarse en los últimos años de una mayor capacidad operativa y de una mayor flexibilidad y eficiencia. “En este sentido, hemos iniciado un ambicioso proyecto de renovación de la flota que la compañía llevará a cabo en los próximos años para sustituir los barcos más antiguos por otros más modernos y eficientes”, apunta.

El fin de dicho plan es garantizar la capacidad de suministro de materia prima de calidad de forma sostenible. El primero que verá la luz en este singular Plan Renove será un atunero de 1.500 metros cúbicos de capacidad. Estará finalizado a principios de 2021.

En su hoja de ruta, también estaba la entrada y desarrollo de nuevos productos. “Siempre estamos estudiando nuevas formas de aportar calidad, diferenciación y novedad. Habrá novedades, aunque en estos momentos resulta complicado valorar qué momento es el más adecuado para hacerlas llegar al mercado”, especifica.

MAYOR DEMANDA

Mané Calvo, que también es presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas (Anfaco), destaca a MERCA2 que “la logística y las cadenas de distribución han funcionado muy bien. El sector ha demostrado que es muy resiliente, no sólo en Europa, también en América. En general, la industria alimentaria, de la que formamos parte, ha demostrado estar a la altura”.

Salud y seguridad de los colaboradores. Estas han sido dos de las prioridades de Grupo Calvo durante la pandemia. No es una cuestión baladí, ya que la conservera tiene su sede social y fábricas en España, además de fábricas y oficina en Brasil, y oficina en Italia. Tres de los países más castigados por el coronavirus. Además de una importante flota.

Mercadona aventaja a la competencia en la compra de producto nacional

La situación provocada por el covid-19 está cambiando la forma de comprar. No sólo se ha disparado la venta online, sino que los clientes...

“Implantamos protocolos y medidas de seguridad y de higiene excepcionales. E hicimos un importante esfuerzo por replantear la operativa de nuestras fábricas y dar respuesta a cualquier necesidad de los clientes y de los consumidores”, señala Mané Calvo. La otra prioridad era estar “muy cerca de los clientes para ayudarles a garantizar el suministro en sus establecimientos en una situación de emergencia sin precedentes.

Comentarios de Facebook