Makoto Uchida Nissan

Nissan ha nombrado a Makoto Uchida nuevo consejero delegado de la compañía. El último en ostentar este cargo fue Hiroto Saikawa, que dimitió de la firma automovilística japonesa después de que se hiciera público que había recibido cantidades de dinero superiores a las que le correspondían.

Según informó la compañía en un comunicado, la junta directiva ha acordado el nombramiento este mismo martes y tendrá efecto el 1 de enero de 2020. Uchida es el actual vicepresidente de Nissan y presidente de Dongfeng Motor.

Nissan

Nissan acuerda con los sindicatos adelantar a octubre el ERTE en Ávila

La dirección de Nissan y los sindicatos han llegado a un acuerdo para aplicar un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE)...

Además, la empresa nipona ha designado a Ashwani Gupta como director de operaciones de Nissan, cargo que hasta ahora ocupaba en Mitsubishi. Jun Seki también ha sido elegido como vicepresidente de operaciones.

“La junta concluyó que Uchida es el líder correcto para impulsar el negocio. El comité de nombramientos de Nissan dirigió el proceso de nominación y evaluó a los candidatos a fondo en línea con la nueva estructura de gobierno establecida en junio. Esperamos que Uchida lidere la compañía como un equipo, se centre inmediatamente en la recuperación del negocio y revitalice la empresa”, señaló el presidente del consejo de administración, Yasushi Kimura.

La salida de Saikawa se produjo después de que admitiese haber recibido una compensación excesiva por su responsabilidad en Nissan, a través del esquema retributivo diseñado por el anterior máximo responsable de la corporación, Carlos Ghosn, que está acusado de delitos fiscales en Japón.

Este hallazgo se descubrió en el marco de una investigación interna llevada a cabo por la empresa, a través de la que se tuvo conocimiento de que Saikawa y otros ejecutivos de la firma recibieron compensaciones económicas indebidas.

Ante estas acusaciones, Saikawa, que sustituyó a Ghosn en febrero de 2017, se disculpó y se comprometió a devolver los fondos recibidos de forma impropia, debido a que formaban parte de un esquema retributivo “de la era Ghosn” y vinculado al precio de las acciones de la empresa.

NISSAN SUMA SU TERCER CONSEJERO DELEGADO EN UN AÑO

De esta forma, Nissan sumará su tercer consejero delegado en poco más de un año, después de que estallara, en noviembre de 2018, el caso Ghosn. El directivo fue detenido dos veces en Japón y ahora se encuentra en libertad controlada, tras el pago de dos fianzas que suman un total de 12 millones de euros, al estar acusado de haber declarado menores ingresos de los reales, así como de haber utilizado activos de la empresa de forma personal, entre otros cargos.

En concreto, el arresto se produjo por las sospechas de que Ghosn había ocasionado pérdidas de 5 millones de dólares (4,4 millones de euros al cambio actual) a Nissan hasta julio del año pasado, en contra de sus responsabilidades corporativas y en su beneficio personal.

El directivo, que fue detenido por prima vez el 19 de noviembre de 2018, se enfrenta a cargos por supuestos delitos fiscales con agravante de ruptura de confianza, al haber reportado supuestamente durante casi diez años una remuneración menor de la recibida en realidad, con una diferencia de unos 82 millones de dólares (72,5 millones de euros).

Tras el estallido del caso Ghosn, Nissan aprobó la creación de tres comités (nombramientos, retribuciones y auditoría) para mejorar el control y el gobierno corporativo de la compañía.