endesa

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este viernes la declaración del concurso de acreedores de Majorica S.A.U., en la que se nombra al abogado Fernando Martínez Sanz como administrador concursal.

El BOE recoge así una resolución del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Palma firmada el pasado 12 de noviembre. Martínez Sanz aceptó el cargo de administrador concursal el día 10.

Con este auto se acuerda la suspensión de las facultades de administración y disposición de Majorica, que quedan sustituidos por el administrador concursal. Éste deberá encargarse de la gestión económica de la empresa, como la renegociación de deuda, la búsqueda de inversores, o un posible ERE que se anunció a los trabajadores al informar del concurso.

Además, el Juzgado efectúa el llamamiento a los acreedores para que comuniquen al administrador la existencia de sus créditos conforme a la ley, presentándolos en la dirección postal del despacho de Martínez en Castellón o a través de correo electrónico.

El concurso de acreedores responde a la difícil situación económica que atraviesa la empresa perlera, con sede en Manacor. Majorica ha notado con fuerza el impacto de la crisis del Covid-19, debido a que sus ventas están estrechamente vinculadas al turismo -con puntos de venta en aeropuertos y cruceros-.

Como consecuencia, Majorica, que aplicó un ERTE parcial hace meses, ha entrado en suspensión de pagos. Por el momento, los trabajadores en activo han cobrado la mitad de la nómina de octubre y se prevé que el resto lo reciban próximamente, según fuentes de CCOO.

El director general de Majorica, Didier Grupposo, explicó en declaraciones a Europa Press que se prevé cerrar el año con una cuarta parte de las ventas que se registraron en 2019. Durante la pandemia se intentaron buscar fórmulas para superar la crisis, pero las malas cifras de septiembre y octubre, tras un verano de escasas ventas, obligaron a presentar el concurso voluntario de acreedores.

Grupposo indicó que la prioridad es cumplir con los trabajadores y que se les transmitió que cualquier ingreso iría preferentemente al pago de nóminas.

También confirmó la existencia de un grupo inversor interesado en Majorica, y aclaró que “no tiene la menor duda respecto a mantener la producción en Manacor”. Se trata de un grupo español, formado mayoritariamente por personas de Mallorca, y según Grupposo se comprometen a mantener “más del 50 por ciento de la plantilla”.