Mahou

Las marcas Solán de Cabras, Sierra Natura, Sierras de Jaén y Fonteide han alcanzado los 4,2 millones de hectolitros, un 3,6% más que en el año anterior, lo que supone un incremento del 31,8% desde 2015. De esta forma, el grupo Mahou San Miguel continúa haciéndose un hueco en el millonario negocio del agua gracias a su principal marca, Solán de Cabras.

El negocio de Aguas de la compañía, que ya tiene un peso del 20% en el volumen global, se mantuvo el pasado año en la senda de crecimiento registrando una facturación de 81,5 millones de euros, un 2,7% más (un dato que no incluye las marcas pertenecientes a la empresa Aguas del Valle de la Orotova y de la que Mahou San Miguel posee el 75,15%).

Además, continuó con su expansión internacional, ampliando su presencia a 35 países a través de su buque insignia Solán de Cabras, siendo Francia, Japón o Estados Unidos sus principales mercados fuera de nuestras fronteras.

Emilio Moro

Las bodegas de Ribera del Duero se ahogan en guerras familiares

Tradición, amor por el vino y un oficio que pasa de generación en generación hasta convertirse en un modo de vida. Estas tres características...

“Estamos muy satisfechos con nuestros resultados del pasado año que demuestran que vamos por el buen camino y que nuestros consumidores aprecian nuestros esfuerzos tanto por impulsar la innovación en el sector, por ejemplo, a través de propuestas novedosas como nuestras aguas funcionales”, semana Jesús Núñez, director general de la Unidad de Negocio de Aguas de Mahou San Miguel.

SOLÁN DE CABRAS, LA MARCA ICÓNICA

Detrás del crecimiento del negocio de Aguas de Mahou San Miguel en los últimos años está la icónica Solán de Cabras y que cuenta con otras referencias –a nivel local– como Sierra Natura (con gas y sin gas), Sierras de Jaén y, recientemente, la marca canaria Fonteide. A ellas se suman, además, la gama de sabores de Solán de Cabras y su innovador surtido de aguas funcionales, conformado por Solán de Cabras Defence y Solán de Cabras Repair y, como novedad de 2019, Solán de Cabras Antiox, su primera variedad elaborada con té.

Actualmente, la empresa cervecera se encuentra inmersa en el desarrollo y puesta en marcha de proyectos vinculados con la sostenibilidad y, en concreto, en iniciativas relacionadas con la reducción del gramaje de sus envases o que impulsen el aumento de la utilización de plástico reciclado en sus soluciones retráctiles.

La Unidad de Negocio de Aguas de Mahou San Miguel cuenta con cerca de 300 profesionales repartidos entre su sede corporativa y sus cuatro manantiales con sus correspondientes centros de envasado –ubicados en Beteta (Cuenca), Los Villares (Jaén) y Tenerife–.