La pandemia del coronavirus ha supuesto un cambio en el estilo de vida de las familias. Antes preferían vivir en zonas más céntricas, aunque fuese en pisos minúsculos y mal acondicionados, ya que las largas jornadas laborales y el ocio fuera de casa no les dejaba mucho tiempo para disfrutar de la vivienda. Sin embargo, ahora se decantan por inmuebles más amplios, aunque tengan que sacrificar la zona.

Según un estudio de Idealista, los inmuebles que mayor número de visitas han recibido durante el mes de septiembre cuentan con tres dormitorios, una superficie media de 104 m2 y el precio oscila los 191.106 euros de media.

Estos datos demuestran que la búsqueda media de los españoles se centra en pisos amplios, con tres, o más, dormitorios y una superficie superior a los 100 m2. Atrás quedaron los mini pisos, o los estudios que aglutinan en una misma estancia la cocina, el dormitorio y el salón. También se descartan las opciones en entrepisos o interiores con poca ventilación que se ofertan en algunas zonas de las grandes ciudades.

Aunque la búsqueda mayoritaria en España ha sido de pisos, en Extremadura y Castilla-La Mancha se decantan por los chalets, debido al bajo precio de los activos inmobiliarios en la zona. Por otro lado, en el caso de Cantabria, los clientes potenciales buscaban inmuebles de dos dormitorios.

BALEARES DISPARA EL PRECIO

El estudio demuestra que la mayor parte de las búsquedas de vivienda en Madrid han coincidido en pisos de tres dormitorios, unos 107 m2 y cuyo precio medio asciende hasta los 284.728 euros. Sin embargo, el precio medio más elevado se encuentra en Baleares, cuyo precio asciende hasta los 343.900 euros por un piso de tres dormitorios y unos 118 m2.

El tercer puesto de las autonomías con la opción más cara de piso amplio con tres dormitorios es para Euskadi, que sitúa su valor en los 263.381 euros por un piso medio de 95 m2. Mientras que Cataluña se sitúa en la cuarta posición con una búsqueda media de inmuebles de unos 94 m2, con tres dormitorios por 242.474 euros.

Atendiendo a las dimensiones de las viviendas más buscadas, en Cantabria los usuarios se fijaron más en inmuebles más reducidos, unos 75 m2, mientras que en Aragón sube a los 92 m2.

LAS CAPITALES MÁS CARAS

El precio medio de la vivienda de determinada tipología varía según la ciudad en la que se encuentre. Así, San Sebastián se sitúa como la capital española que soporta el importe más alto: 449.920 euros. Le siguen, de lejos, ciudades como Barcelona (379.684 euros), Madrid (346.673 euros), Palma (336.120 euros) y Bilbao (304.592 euros).

Ya por debajo de los 300.000 euros se encuentran las ciudades de Cádiz (228.971 euros), Pamplona (228.964 euros) y Málaga (228.771 euros). Mientras que al otro lado de la tabla se sitúan otras capitales con los precios más bajos, como es el caso de Ávila, con un importe medio de100.030 euros, seguido de Lleida (105.511 euros), Cuenca (107.516 euros), Huelva (107.997 euros) y Teruel (111.312 euros).

AHORRAR EN LA COMPRA

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de adquirir una vivienda es el montante que hay que destinar a los gastos que genera esta compra. En este sentido, una práctica que está al alza es la de contratar a un personal shopper inmobiliario que, aunque conlleva unos honorarios, puede reducir los plazos.

Según los cálculos de la Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario (AEPSI), esta figura reduce en un 85% el número de visitas para adquirir una casa, ya que filtran el mercado y solo conciertan visitas cuando la vivienda realmente encaja en el perfil del comprador. Antes de ello, realizan fotos y vídeos realistas, y aportan una descripción lo más objetiva posible.