Paisaje de San Lorenzo de El Escorial, Madrid.

La zona norte de la Comunidad de Madrid atrae el interés de muchos compradores potenciales, que tantean la posibilidad de trasladarse a vivir a la serranía, dejando atrás el bullicio y los precios del centro de la ciudad. Algunas localidades registran un repunte hasta del 7% en sus precios de compraventa.

La sierra madrileña soporta un mercado inmobiliario peculiar, con un sector de la compraventa muy tensionado, ya que es zona por excelencia de segundas residencias, mientras que la oferta en el arrendamiento es muy escasa, pero asequible.

De hecho, el precio de compraventa en la zona norte continúa su tendencia alcista, mientras que en la capital ha registrado un retroceso del 2,6%, que sitúa el precio medio en los 3.652 €/m2, una cifra que se aleja de su máximo histórico de 3.822 €/m2 alcanzado el pasado mes de julio.

Vivir en plena naturaleza, alejado del ruido y el estrés, a la par que disfrutar de precios más bajos que en la capital, son algunos de los motivos que empujan a las familias a decantarse por esta zona de Madrid. Además, el auge del teletrabajo ha favorecido esta tendencia. Pero, pese al incremento de precios, la serranía, de media, es más asequible que la zona centro.

LAS ZONAS QUE MÁS SUBEN

Los mayores repuntes en la zona norte de Madrid se han registrado en El Escorial y Navacerrada, con un avance del 7,2%. En la primera localidad el precio medio se sitúa en los 1.573 €/m2, mientras que en Navacerrada su precio está en los 1.770 €/m2.

Guadalix de la Sierra es otra de las localidades más demandadas debido a su cercanía a la capital y zonas empresariales como San Sebastián de los Reyes. Esto se refleja en su precio que ha aumentado en términos interanuales un 6,1% hasta los 1.385 €/m2.

Por su parte, San Lorenzo de El Escorial, muy conocida por su Monasterio y sus paisajes, también soporta un mercado de compraventa muy tensionado, con un avance del 4,6% en términos interanuales, y su precio medio se establece en los 1.828 €/m2.

Pero también hay localidades menos colindantes con la capital que seducen a los compradores, como es el caso de Miraflores de la Sierra, cuyo precio se establece en los 1.387 €/m2, tras un incremento interanual del 1,4%.

AUGE DE LOS UNIFAMILIARES

La compraventa de viviendas unifamiliares alcanzó en el tercer trimestre máximos históricos, mientras que la compra de pisos se situó en mínimos, según un informe de los Registradores de la Propiedad que relaciona esta situación con el covid-19.

Así, el 20,4% de las operaciones de compraventa realizadas en el tercer trimestre fueron para adquirir viviendas unifamiliares, con mayor superficie y espacios abiertos con terrazas y jardines.

Además, está ganando terreno el segmento de viviendas más grandes y con espacios abiertos, mientras que ha descendido el de los pisos hasta mínimos históricos: el 79,6% de las compraventas del tercer trimestre fueron operaciones sobre pisos.

Estos datos muestran una intensificación de la preferencia por la modalidad de vivienda unifamiliar, lo que confirma un cambio de mentalidad por parte de los ciudadanos tras las largas semanas de confinamiento. Y en muchos casos, la mejor alternativa es mudarse a la zona de la sierra de Madrid donde se puede adquirir una vivienda unifamiliar, o al menos adosada, por un precio inferior al de la capital.

VENTAJAS EN LA FINANCIACIÓN

Con el cierre de ejercicio, la competencia bancaria en materia de hipotecas se agudiza. El sector financiero sigue ofreciendo unas condiciones ventajosas en la financiación de la compra de vivienda, aunque se está produciendo un fuerte efecto expulsión hacia el mercado del alquiler, ya que las familias no pueden acceder fácilmente a estos créditos, o prefieren retrasar su decisión de compra hasta que se recupere la situación económica.

De hecho, en la recta final del año, son varias las entidades que lanzan ofertas variables que apenas establecen comisiones y cuyo diferencial es inferior al 1%, coincidiendo con los mínimos históricos del Euríbor a 12 meses.