pareja

El actual contexto de crisis económica no ha acabado con las ganas de los compradores de adquirir una vivienda, pero algunos se han visto obligados a rebajar su techo de gasto. Además, una de las tendencias más extendidas este año es ir en búsqueda de las ‘gangas’ que surgen en el mercado inmobiliario, una opción que permite ahorrar a los futuros propietarios.

La incertidumbre ante la recuperación económica y la inestabilidad laboral provocan que algunos compradores retrasen su decisión de compra, a la espera de que la situación mejore. Otros prefieren ser precavidos y reducir su presupuesto para adquirir una vivienda, e incluso algunos se decantan por los inmuebles rebajados que ofrecen los ‘servicers’ y algunas entidades bancarias.

Según un informe del portal inmobiliario Fotocasa, el presupuesto medio destinado a comprar una vivienda de segunda mano situada en Madrid ha caído un 2,17% interanual. En el caso de Barcelona, los futuros compradores han rebajado un 3% su expectativa de gasto.

La caída de presupuesto también ha descendido en los últimos tres meses en la búsqueda de viviendas situadas en los municipios de la provincia de Madrid, un 2,24%, frente al 2,6% en los municipios de la provincia de Barcelona.

VIVIENDAS MENOS MENOS TENSIONADAS

En una comparación del presupuesto medio de una vivienda en los últimos seis meses con respecto al mismo periodo del año anterior, se observa que el precio medio total de las viviendas en Madrid aumenta un 18,2%, mientras que en los municipios de la provincia el presupuesto registra un ascenso del 5,5%.

Los expertos creen que los madrileños empiezan a reducir su techo de gasto destinado a la compra de vivienda tras observar que los precios están cayendo levemente. Además, esta contención hace más palpable que la hipotética nueva burbuja inmobiliaria que algunos expertos auguraban esté perdiendo fuerza.

MENOR GASTO EN UNIFAMILIARES

Los compradores han decidido recortar su presupuesto en todas las tipologías de búsqueda. Según los datos, en el segmento de las viviendas unifamiliares ha caído un 13%, en los pisos un 9,4%, en los dúplex un 8,3%, en las casas adosadas un 4,4% y en los apartamentos un 4,1%.

Pero no todo son caídas, ya que los precios medios de algunos tipos de viviendas han experimentado un incremento de presupuesto. Es el caso de las fincas rústicas (10,7%), plantas bajas (5,2%), áticos (4%), lofts (3,5%) y estudios (1,5%).

Sin embargo, los datos varían en la decisión de compra en los municipios de la provincia de Madrid. Así, el presupuesto medio en los estudios ha sufrido un recorte del 17,1%, un 6% en los apartamentos, un 4,1% en los áticos, 3,7% en los pisos, un 3,5% en los dúplex, mientras que en los unifamiliares ha cedido un 2,4%, en las casas adosadas un 1,9%, y en las plantas bajas un 0,9%. Frente a ello, los compradores han aumentado su techo de gasto para las viviendas un 6,5% y un 1,2% para los lofts.

PREVISIÓN DE PRECIOS A LA BAJA

Los expertos no prevén una recuperación económica rápida y señalan que las consecuencias de la crisis del coronavirus se prolongarán más de un año. Por el momento, el precio de la vivienda de segunda mano en España ha caído un 2,4% en el tercer trimestre de 2020 con respecto al mismo periodo de 2019. Y la perspectiva es que seguirá haciéndolo al menos seis meses más, pero de forma moderada.

Por otro lado, hay que recordar que las largas semanas de confinamiento han provocado una nueva lista de elementos fundamentales que debe cumplir un nuevo hogar para decantarse por él. Según un estudio de Housers, a la hora de comprar una vivienda, casi la mitad de los españoles tiene claro que la ubicación es el factor más importante, valorando en primer lugar la cercanía al centro de trabajo y a la familia; el 21% prima los servicios públicos, culturales y comerciales que ofrece la zona, mientras que dos de cada diez muestran un mayor interés por elementos exteriores como terraza, jardín o piscina. Sin embargo, solo el 14% valora como primera opción la calidad de los materiales y zonas comunes como clave para decantarse por una propiedad u otra.

En cuanto a qué porcentaje de los ingresos destinan los españoles a su vivienda habitual, ya sea de alquiler o propia, uno de cada cuatro tiene pagada su casa, el 37% destina menos del 25% de sus ingresos mensuales, y un 31% tiene que dedicar entre un 25% y el 50%. Solo un 5% emplea más de la mitad de su renta mensual al pago de su vivienda habitual.

LOS JÓVENES APUESTAN POR COMPRAR

Un estudio de Aedas Homes demuestra que la mayoría de los jóvenes ignora la actual situación de crisis sanitaria en sus planes inmobiliarios: 7 de cada 10 jóvenes que buscan su primera vivienda siguen con sus intenciones de comprar una casa durante la segunda ola de la pandemia, una cifra que se eleva a 8 de cada 10 entre los ya propietarios que quieren cambiarse a una vivienda mejor.

“Los jóvenes ya se vieron obligados a cambiar sus planes de vida en 2008. Entonces, la crisis financiera truncó el acceso a una vivienda de la mayoría. Ahora, más de 10 años después, parece que están dispuestos a sobreponerse a la inesperada crisis sanitaria y no amedrentarse”, afirma Jorge Valero, director de Data y Transformación Digital de Aedas Homes, y alerta de una “alta disparidad” dependiendo de la comunidad autónoma.

DEMANDA DE REPOSICIÓN MÁS DECIDIDA

En cuanto a los jóvenes que ya poseen un inmueble y apuestan por la vivienda de reposición, la mayoría de ellos siguen adelante con sus planes. Hasta el 80,6% continúa con esta intención, frente al 16,4% que prefiere paralizarla, y un 2,9% que se muestra dubitativo.

“Viendo que el impacto de la segunda ola de la pandemia es limitado a la hora de afectar la intención de compra entre los jóvenes, el sector promotor está ante una gran oportunidad para salir reforzado si es capaz de ofrecerles un producto ad hoc”, concluye Jorge Valero.