El Ayuntamiento de Madrid ya ha desbloqueado dos grandes operaciones urbanísticas paralizadas por el anterior equipo de gobierno. Las cocheras de Cuatro Caminos y los desarrollos del Sureste ya tienen el ‘ok’ de la Administración, pero ¿qué sucede con Madrid Nuevo Norte? De momento, la antigua Operación Chamartín sigue en el aire a la espera que José Luis Martínez-Almeida lo lleve al pleno del Ayuntamiento de la capital.

Poco a poco, el ladrillo de Madrid comienza a tomar forma. Son pocos días los que lleva el PP en la alcaldía, pero eso no ha impedido a la formación ‘popular’ tomar las primeras decisiones en el urbanismo de la ciudad, a pesar de que la concejalía ha recaído en Ciudadanos, socio de gobierno de Martínez-Almeida.

En esta reconstrucción -nunca mejor dicho- de la capital, el nuevo alcalde ya ha conseguido anotarse dos tantos: el desbloqueo de los desarrollos del Sureste y el de la operación de las cocheras de Cuatro Caminos. Con respecto a la primera, a comienzos de este mes de julio, el Ayuntamiento de Madrid anunció que mantendría los desarrollos tal y como se aprobaron en 1997, con 105.000 viviendas, la mitad con precio tasado, además prometió acabar con la judialización del urbanismo y garantizar la seguridad jurídica.

Operación Chamartín

Ciudadanos pone en duda la Operación Chamartín

La formación 'naranja' se ha convertido en pieza clave para la aprobación de Madrid Nuevo Norte -antigua Operación Chamartín-. La concejalía de...

El consistorio retira así el recurso que había interpuesto el Ejecutivo de Manuela Carmena para defender su plan director, que reducía las viviendas a la mitad 53.000 y que estaba anulado por el TSJM. En este sentido, el nuevo gobierno archivará los trámites iniciados para modificar el planeamiento. Una medida que puede ahorrar a las arcas del municipales cerca de 900.000 euros.

Esta medida fue tomada tras una reunión en la que estuvieron presentes el concejal de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, la vicealcaldesa Begoña Villacís y las juntas de compensación de estos desarrollos urbanísticos -Ahijones, Berrocales, Valdecarros y Los Cerros-.

En este encuentro se escenificó la firma de la paz con estas juntas de compensación y la inauguración de una “nueva fase de entendimiento y seguridad jurídica”. Cuando el Ayuntamiento desista del recurso de casación de Carmena la sentencia del TSJM pasará a ser firme. Además, el equipo de Gobierno Martínez-Almeida (PP), va a archivar los trámites para modificar el planeamiento general iniciados en octubre por el anterior Ejecutivo para mantener sin cambios el plan de 1997.

Fuentes, concejal de urbanimos, afirmó tras el encuentro que el Ayuntamiento no puede perder “ni un solo minuto” en atajar el problema de la vivienda y por eso se comprometió a acelerar los plazos todo lo posible para que existan inmuebles “asequibles”.

LA COOPERATIVA DE CUATRO CAMINOS SONRÍE

En esta lucha por acelerar el acceso a la vivienda -un problema que escala posiciones dentro de las preocupaciones de los ciudadanos en la última encuesta del CIS-, el Ayuntamiento también ha conseguido sacar adelante la paralización que existía en las cocheras de Cuatro Caminos. El propio Fuentes fue el encargado de anunciar recientemente el desbloqueado del expediente del plan con la intención de que sea aprobado de forma inicial en el próximo pleno municipal.

Tras este paso, la Comunidad de Madrid anunció a comienzos del mes de julio que también aprobaba la ejecución del proyecto, por lo que tendrá que ser de nuevo el consistorio el que tenga que dar el ‘ok’ definitivo a este desarrollo que supondrá la construcción de 443 viviendas.

En menos de un mes, el nuevo equipo de Gobierno ha desatascado dos de los tres grandes proyectos urbanísticos de Madrid. Un hito que se han encargado de recordar desde la concejalía que ahora lidera Fuentes. “Hemos hecho en cuatro días lo que ha tardado cuatro años en realizar el anterior equipo de Gobierno”, afirmó el edil tras recibir el visto bueno de la Comunidad de Madrid.

LA OPERACIÓN CHAMARTÍN, UN QUEBRADERO DE CABEZA

Pero al nuevo alcalde todavía el queda un reto por delante, tal vez, el más importante y mediático: la antigua Operación Chamartín’. Desde que se supo que el PP gobernaría en la capital con el apoyo de Ciudadanos y Vox son muchas las dudas que ha despertado la aprobación de este proyecto. El PP y la formación naranja siempre han pretendido un proyecto más ambicioso. De hecho, estos últimos han dejado la puerta abierta a realizar modificaciones, aunque no han aclarado cuándo y cómo.

En este sentido, los ‘populares’ también han alimentado la incertidumbre. Existen varias corrientes que discrepan en qué hacer con el plan, pero al final todo hace indicar que se impondrá la lógica y que el desarrollo se aprobará tal y cómo está, aunque sea un proyecto ideado por Ahora Madrid. O al menos eso es lo que se desprende de las últimas palabras del alcalde.

“Llevaré de forma próxima al Pleno del Ayuntamiento de Madrid el plan Madrid Nuevo Norte para cerrar definitivamente esta cuestión”, afirmó hace pocos días Martínez-Almeida. Una declaración de intenciones en toda regla. Aunque en estas mismas declaraciones el exabogado del Estado también aclaró que sería muy complicado que pudiese hacerlo en la sesión prevista para este mes. “No sé si dará tiempo en el mes de julio pero sí de forma próxima y no alargarlo más”, explicó en los micrófonos de la Cadena Cope el alcalde de la capital.

Una demora que también está justificada a nivel mediático. Martínez-Almeida sabe que de aprobar Madrid Nuevo Norte pasará a la historia como el alcalde que consiguió desbloquear una operación con un cuarto de siglo de retrasos. Una noticia demasiado importante para que sea anunciada en pleno mes de julio cuando la mitad de los madrileños están en la playa disfrutando de sus vacaciones. ¿Qué mejor propaganda para comenzar el curso en septiembre que publicitar el ‘ok’ definitivo a la Operación Chamartín?

Comentarios de Facebook