La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha la modificación de la Ley del Suelo para suprimir las licencias urbanísticas municipales, con un doble objetivo: por un lado, eliminar trámites obsoletos y, por otro lado, atraer la inversión a la capital.

Esta supresión va a impulsar y reactivar la actividad urbanística, y tendrá beneficios, tanto económicos como de plazos de entrega, en muchos de los desarrollos que actualmente están en marcha.

En declaraciones a MERCA2, la consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, Paloma Martín, ha asegurado que “Madrid Nuevo Norte va a ser un gran beneficiado de la supresión de las licencias municipales”, y añade que “va a impactar de lleno sobre este desarrollo, que va a ser un referente en Europa”.

En su opinión, la supresión de las licencias es “una medida liberal que elimina las trabas administrativas, y flexibiliza el proceso para que los inversores puedan realizar sus proyectos con un menor coste, y en un menor espacio de tiempo”.

IMPACTO ECONÓMICO EN MNN

Un claro ejemplo es el desarrollo urbanístico más emblemático de la capital: Madrid Nuevo Norte (MNN), más conocido como ‘Operación Chamartín’. Se trata de un proyecto que necesitará un plazo de 27 años para cumplir el calendario de ejecución por fases.

Pero con la supresión de las licencias urbanísticas municipales, el proyecto podrá acortar los plazos, lo que le supondrá un ahorro para DCN y sus accionistas: BBVA, Merlin Properties y San José. De hecho, en el caso de MNN, al tratarse de un proyecto nuevo, ya no serán necesarias ciertas licencias, que van a ser sustituidas por declaraciones responsables.

Según Paloma Martín, estas declaraciones responsables “las presenta el interesado y tienen un efecto inmediato, salvo en excepciones en las que habrá un plazo de un mes. En cuanto al coste, depende del Ayuntamiento, que es quien tiene la potestad de los tributos”.

De este modo, ya no será necesaria la licencia de demolición para derruir las construcciones y edificaciones existentes en los solares en los que se va a proyectar Madrid Nuevo Norte, lo que supone un ahorro de 6 meses de trámite.

También podrán realizar catas, sondeos o prospecciones sin tener que pedir licencia, así como la reparación de instalaciones y conducciones en el subsuelo ya existentes de terrenos que sean suelo urbano, y siempre que no afecten a terrenos de dominio público. 

Otra de las acciones que podrán realizar sin pedir licencia es la colocación de vallas o rótulos visibles desde la vía pública. Y, un aspecto muy importante, se elimina la licencia de primera ocupación de las edificaciones de nueva planta, así como de las instalaciones en general.

Por otro lado, tampoco necesitarán licencia las actuaciones urbanísticas de menor entidad, como la limpieza de solares, las actuaciones de jardinería, o los estudios geotécnicos en suelo privado. 

SUPRESIÓN DE LICENCIAS URBANÍSTICAS

Para la Consejera de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, la supresión de la licencia de nueva planta “es beneficioso para el ciudadano, que ya no tendrá que esperar entre 8 y 12 meses para la concesión de la misma. Pero también será beneficioso para los propios consistorios que podrán ingresar antes el IBI”.

Además de las ya citadas anteriormente, existen otros ejemplos de licencias que se van a eliminar. Es el caso de la licencia de reforma integral, así como la posterior licencia de primera ocupación. Dependiendo del ayuntamiento, el retraso puede oscilar entre 12 y 18 meses, con las pérdidas que esto suponen a los promotores.

Tampoco serán necesarias las licencias de obras menores que atascan los departamentos técnicos de los ayuntamientos y hace que los particulares pierdan tiempo. Por ejemplo, una comunidad de vecinos que quiere poner una rampa de acceso para personas con discapacidad dentro del edificio, se pueden ahorrar entre 2 y 4 meses de trámites.

También ahorrarán tiempo y costes los interesados en realizar un supuesto de cambio de uso de local a residencial o viceversa. Así, una vivienda en un edificio que se quiera convertir en una clínica, o similar, con el proyecto de reforma, un simple cambio de uso de una vivienda a un local de uso terciario u oficina se va poder tramitar por declaración responsable.

INTERÉS DE NUEVOS INVERSORES

La eliminación de las licencias urbanísticas municipales ha generado un gran interés entre los inversores. Según la titular de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, “las empresas llevan años pidiendo la agilización administrativa, y ya es hora de evitar que los plazos dilatados penalicen a la construcción”.

Además, asegura que son muchos los inversores que se han interesado por esta nueva medida adoptada desde el consistorio. “Nos preguntan cuándo entrará en vigor la supresión”. En este sentido, el objetivo es que antes del verano pueda estar ya lista esta modificación.

Por último, Paloma Martín lamenta que actualmente los Ayuntamientos soportan una carga de trabajo “extraordinaria”. Pero “al reducir su volumen de trabajo, serán más ágiles en la tramitación del resto de tramitaciones”.

De este modo, desde la Comunidad de Madrid quieren reducir las trabas administrativas para lograr equipararse al plazo medio de la tramitación en el resto de países de la Unión Europea.

Comentarios de Facebook