Cintora
Cintora

Jesús Cintora ha revitalizado el mediodía de La 1 de TVE con un formato ágil, con ritmo y con tintes de servicio público llamado ‘Las cosas claras’. El programa ronda el 10% de share en el primer tramo y el 8% en el segundo. Estos datos suponen un alivio para Enric Hernández, que sufría al ver que los antecesores del ‘Telediario 1’ marcaban en torno al 5% de share.

Pero también es cierto que RTVE debería tomar cartas en el asunto con ‘Las cosas claras’, que no puede estar producido por una compañía privada al ser un espacio de cariz claramente informativo. La Coproductora de José Miguel Contreras aporta al menos a 25 personas en un formato emitido por una Corporación pública que cuenta con una plantilla superior a los 6.500 trabajadores.

Fuentes sindicales aseguran que ‘Las cosas claras’ podría mantenerse en antena si no estuviera producido por una compañía privada. Tampoco estaría de más que Cintora diese voz al que es el tercer partido más votado del Estado español, Vox.

GUERRA SINDICAL CON CINTORA DE POR MEDIO

La sintonía entre UGT y CCOO en RTVE lleva años siendo pésima. Cabe recordar que el sindicato de origen socialista zancadilleó el nombramiento como administradora única de Rosa María Mateo a pesar de que ésta era una apuesta personal del presidente Pedro Sánchez.

Unos meses después del nombramiento de Mateo, la UGT decía que la periodista estaba “realizando un pésimo ejercicio de sus responsabilidades, restando importancia a los problemas y despachándolos con altas dosis de soberbia”.

Ahora UGT se ha lanzado al cuello de Comisiones Obreras, ya que su secretaria general y su dircom en en RTVE están promocionando y aplaudiendo a ‘Las cosas claras’, dicen las malas lenguas que por el control que ejerce Pablo Iglesias del sindicato de origen comunista.

PALOS DE UGT Y USO A CCOO EN RTVE

UGT señala al periodista Roberto Lakidain, secretario de Comunicación de CCOO en RTVE: “¿Eso es defender el servicio público y a los profesionales de RTVE como afirman hacer en CCOO?”.

De la secretaria general de CCOO en RTVE,, Maite Martín, aseguran que “retuitea todo lo que puede de este programa” y lo hace “sin cuestionar nada. Representar y defender a los profesionales de RTVE no es compatible con apoyar un programa que externaliza nuestros contenidos informativos y desprecia nuestros recursos humanos”.

USO por su parte asegura que “de manera incomprensible, CCOO se ha desmarcado de estas actuaciones sin aportar ninguna otra alternativa” y también dicen que Lakidain “no hace más que felicitar la externalización que viene con Cintora”.

EXPLICACIONES DE CCOO

El mismo sindicato dice que Cintora es un “periodista descaradamente alineado” con el Ejecutivo de Pedro Sánchez y afirma que su proyecto “va a tener más medios (mochillas y equipos) que los ‘Telediarios’ (. . .) Las audiencias no justifican todo y menos en una empresa púbica que no tiene ingresos publicitarios“.

CGT por su parte dice no estar preocupada “de que sea Cintora, Carlos Herrera o Ernesto Sáenz de Buruaga quien presente un determinado programa. Nos preocupa la externalización de la producción de RTVE en general”.

Comisiones Obreras por su parte se defiende de los palos y dicen que están y estarán “siempre por la defensa de la producción interna. CCOO ni está ni estará nunca en campañas con un claro e identificado sesgo“.

CRÍTICAS MEDIÁTICAS AL PROGRAMA DE CINTORA

El Mundo abría este pasado miércoles en portada contra ‘Las cosas claras’ y, en una crónica firmada por David Sanz y titulada ‘La agenda de Podemos desembarca en TVE’ dice que “las dos primeras entregas de su nuevo programa en TVE han marcado una línea evidente. Los temas favoritos en los argumentarios del Gobierno, sobre todo en el ala de Podemos, son bienvenidos en la televisión pública. Por contra, las polémicas incómodas, mejor esconderlas”.

“La investigación judicial sobre el Rey emérito ha sido la prioridad absoluta con varias horas dedicadas al asunto, mientras que otros temas relevantes como el pacto de los socios de Gobierno con Bildu ni siquiera han aparecido en la escaleta”, añaden.