Tenemos la suerte de vivir en un país lleno de cultura y de historia y es que, a pesar de los informes de educación y a la situación actual e incluso inestable que a veces vivimos, España es uno de los países más ricos en todos los sentidos.

A continuación vamos a conocer algunos de los pueblos medievales más bonitos de España, pueblos con una historia muy interesante que hoy en día pueden visitarse. Son destinos perfectos para escapadas de varios días. Ideales para desconectar del ‘mundanal ruido’, como decía el poeta Fray Luis de León.

Besalú, en Girona

Girona cuenta con uno de los núcleos medievales mejor conservados de la historia. Se trata de Besalú, situado en la comarca de Garrotxa. Es un pueblo medieval precioso digno de estar en la portada de un libro de historia.

Para entrar al pueblo hay que cruzar un puente románico que lleva hacia el interior del recinto amurallado, algo muy común en los pueblos medievales. Dentro de Besalú, encontraremos calles empedradas que se cruzan para llevar hasta los rincones más bonitos de la localidad, como, por ejemplo, la iglesia de Sant Vicenç del siglo XII y la Sala Gótica de la Curia Real. 

Tampoco se recomienda perderse el recorrido que se puede realizar por el barrio judío llamado el Calle jueu. Impresionante.