Telefónica ha anunciado sus resultados anuales y del último trimestre, y para el consumidor español hay un dato que ya había ido notando: El ingreso medio por usuario (Arpu) del producto estrella de la compañía, Fusión, creció un 12% en 2016, hasta alcanzar los 81,6 euros.

La compañía recuerda que se debe a los cambios en la cartera de productos y la actualización de las tarifas, así como al hecho de que los clientes quieren cada vez servicios de mayor valor añadido. Pero lo cierto es que la parte del león la tiene la subida de precios experimentada durante el pasado año.

En mayo la compañía subió los precios, lo que después se vio acompañado de cambios en el servicio con la velocidad simétrica en la fibra. En junio volvió a haber subida de la mano de la inclusión de ocho partidos de Liga por jornada a todos los clientes. En 2017 la compañía ha anunciado nuevas subidas a los clientes en algunos productos a cambio de más datos móviles.

Todo esto ha hecho que se dispare el ingreso medio por cliente de este producto. Pero no ha afectado al crecimiento: Fusión ha crecido un 5% en un año hasta los 4,3 millones de clientes, y ha visto un incremento del 26% en el número de líneas móviles, 2,5 millones más.

Casi todos, fusionados

Cuando decimos que Fusión es el producto estrella es que lo es. Lo tiene contratado el 83% de los clientes de banda ancha (+3%), un 80% de sus abonados de TV (+10%) y un 73% de los abonados móviles (+6%).

Estos incrementos de precio, afortunadamente, también han repercutido en la inversión de la compañía en nuevas redes en nuestro país, principalmente fibra y 4G, que alcanzó en 2016 los 1.847 millones de euros, veinte millones más que en 2015, y en niveles históricamente altos.

Los datos parecen blindar la figura del presidente de Telefónica de España, Luis Miguel Gilpérez, que elevó un 2,5% los ingresos, hasta 12,713 millones de euros, redujo en casi un 20% los costes operativos, disparó el resultado de explotaciónn y elevó en 16,3 puntos el margen de explotación, hasta un 35,1%