En Semana Santa no solo aumenta el tráfico, los nervios y las horas al volante, sino que también desgraciadamente se incrementan los incidentes de tráfico. Es entre el lunes y el miércoles Santo cuando se eleva el número de llamadas al seguro, ya sea por accidentes de tráfico o por avería.

La compañía Mapfre ha comprobado que estas llamadas se incrementan hasta un 10,4%. Pero esto no es todo, en los días posteriores a la Semana Santa las llamadas al seguro pueden aún subir en más de un 31,3%. Esto se debe a que en muchas de las comunidades autónomas el lunes es festivo por ser Lunes de Pascua, por lo que los usuarios suelen aprovechar para volver un día más tarde.

Son muchas las averías que se pueden dar mientras estás en la carretera, pero las más comunes son aquellas que están relacionadas directamente con la batería del vehículo (1 de 2 averías pertenece a este grupo). Por otro lado, se puede hablar de la problemática con el motor y con fallos en la instalación eléctrica, estás representan más de 1 avería de cada 4.

Hay que tener especial cuidado con los sistemas de transmisión y de alimentación, ya que suponen el 4,1% y el 3,4% del total de los siniestros. Mientras, los pinchazos y los reventones tan solo representarán solo el 1,9% de todas las llamadas que se dan al seguro.

En Semana Santa se pueden alcanzar más de 15 millones de desplazamiento, por lo que la DGT prevé un 2% de desplazamientos más que en el año anterior. Es el periodo en el que más tránsito se registra por las carreteras del país, que además se da en un período corto de tiempo y en un espacio que no suele ser muy amplio.

Lo más recomendable para evitar problemas en medio de la nada lo mejor es revisar el coche el día antes de realizar el viaje.

Comentarios