No hay futbolista más grande que él; ya es un hecho, uno de los tantos en los que Lionel Messi ha hecho frente a lo largo de su carrera. Jugador con más goles en la Champions, el goleador más inquietante de cara a la portería, con un balón y sin él. Ahora, en su lugar, el astro argentino se ha hecho con su sexta Bota de Oro, la que le acredita como mejor delantero de Europa.

Messi, quien ha hecho gala toda su carrera de la clave de jugadores de su talla, ha pasado sus mejores momentos en el césped, pero también ha vivido ciertos incómodos momentos en cuestión de salud: desde su niñez haciendo nacer su gran don, hasta de mayor, incluso, hace pocos años atrás, cuando padecía problemas estomacales. Desde Merca2.es te contamos la historia.

El momento en el que la vida de Lionel Messi cambió

el momento que su vida cambió

Fue en ese momento cuando llegó a Argentina la crisis del año 2001, una de las tantas debacles sufridas en el país, y con ella se rompió el sistema de red social. Fue entonces cuando el padre tuvo problemas laborales y su tratamiento, como el de tantos otros pacientes, perdió la línea de seguir adelante. Ante esto, la familia dio con algunas fundaciones para reparar en ese tratamiento, algunas de renombre como la del Fútbol Club Barcelona. 

En ese momento, el club, uniendo a Leo a su campus de formar jugadores de fútbol como lo fue la Masía, se hizo cargo del gasto que reparaba por entonces la Familia Messi, hasta que con el reconocimiento adecuado y la fuerza de Leo se consiguió que ese jugador pequeñito, luchador, rápido, imaginativo y atrevido se convirtiera en el jugador más grande de la era actual del deporte.

Comentarios de Facebook