ordenadores

Siempre es muy importante que los equipos electrónicos se mantengan limpios. Básicamente porque se trata de productos que tocamos continuamente con las manos y, en muchas ocasiones, tienen una exposición directa a toda clase de elementos. Pero ahora, con la llegada del coronavirus, hay que tener el doble de cuidado.

El motivo principal es que la transmisión a través de las manos es uno de los principales focos de contagio. Por eso, lo mejor es seguir estos consejos para mantener los equipos siempre limpios y que, tanto suciedad como posibles virus, no nos den ningún problema.

Antes de nada, y aunque pueda parecer obvio, para llevar a cabo cualquier tipo de limpieza, lo importante es que el ordenador esté apagado por completo. Esto se puede hacer, o asegurándose que el equipo está apagado, o quitando la fuente de alimentación para asegurarse del todo.

Otro punto importante, aunque no siempre se puede conseguir, es que los productos que vayamos a utilizar en la limpieza del ordenador sean aptos para su uso y, generalmente, con marcas reconocidas por el mercado. De lo contrario nos arriesgamos a que se utilicen productos de dudosa procedencia.

IMPORTANTE: LAS INSTRUCCIONES

También es muy conveniente leer las instrucciones. A veces vendrán consejos sobre el modo de empleo, las posibles contraindicaciones, etc. Por eso, aunque haya muchos consejos, nada mejor como hacer caso al propio fabricante del producto.

Una vez que nos pongamos a ello, hay diferentes productos que vienen con diversos utensilios. Por norma general se hace con pañitos o toallitas que estarán húmedas, pero nunca mojadas. Y es que no podemos olvidarnos que estamos hablando de equipos electrónicos. El agua lo más lejos posible.

Por otra parte, es muy recomendable que antes de iniciar cualquier tipo de acción sobre el ordenador, ya sea de mesa o portátil, se quiten las posibles pelusas o pelos de mascotas. Una vez hecho eso, se procederá al limpiado pormenorizado del equipo. Haciendo especial hincapié en los huecos. Eso sí, evitando siempre que haya una concentración de humedad.

Para el secado, lo mejor es dejarlo de manera natural durante algunos minutos. Porque al pasar otro paño seco, no sabemos si puede volver a dejar algún tipo de sustancia. P

or último, no encienda su equipo hasta que no esté completamente seco. Por lo que respecta a las impresoras, los consejos básicos son los mismos que los de cualquier equipo informático. Aquí las novedades vienen dadas por las zonas donde se guardan los cartuchos o las parte de tinta. Siempre hablando de impresoras domésticas.