Liberty Global, el gigante estadounidense del cable fundado por el multimillonario estadounidense John Malone, lanzará una oferta de compra sobre la totalidad de la operadora suiza Sunrise, con el respaldo unánime del consejo de la compañía y el apoyo de Freenet, principal accionista de la helvética, que valora a la teleco en 6.800 millones de francos suizos (6.323 millones de euros), incluyendo deuda.

En concreto, la propuesta de Liberty Global ofrece el pago de 110 francos suizos por cada acción de Sunrise, lo que representa una prima del 28% respecto del cierre de ayer de los títulos de la compañía helvética, cuyo valor ascendería a 6.800 millones de francos suizos (6.323 millones de euros) al incluir deuda por importe de 1.800 millones de francos suizos(1.673 millones de euros).

“Esta transacción es otro paso importante en nuestro camino hacia la creación de campeones de telefonía fija y móvil en todos nuestros mercados principales, cristalizando el valor de nuestras redes de banda ancha e impulsando el crecimiento sostenible a largo plazo del flujo de efectivo libre”, indicó Mike Fries, consejero delegado de Liberty Global.

En este sentido, el ejecutivo destacó que, después de este acuerdo, y suponiendo que se complete la transacción en Reino Unido recientemente anunciada, por la que Liberty Global y Telefónica combinarán sus negocios en Reino Unido en una ‘joint venture’ participada al 50% por ambas compañías, la operadora estadounidense continuará teniendo aproximadamente 7.000 millones de dólares (5.946 millones de euros) en liquidez para impulsar la creación de valor para los accionistas.

Según los términos pactados, la oferta de Liberty Global está condicionada a contar con la aceptación de al menos dos terceras partes del accionariado de Sunrise, así como al cumplimiento de otros requisitos, incluyendo la autorización de los reguladores.

Una vez concluido el periodo de aceptación, lo que podría suceder a finales de agosto, y en el caso de alcanzar los umbrales fijados, Liberty Global tiene previsto llevar a cabo el procedimiento de compra forzosa de las participaciones minoritarias restantes (‘squeeze-out’) para excluir de cotización las acciones de Sunrise, que pasará a ser una filial de Liberty Global.

A este respecto, Liberty Global anunció que su oferta cuenta con el apoyo “unánime” del consejo de administración de Sunrise, así como con el compromiso de adhesión de Freenet, principal accionista de la operadora helvética, con una participación del 24%.