Level
Javier Sánchez-Prieto, director general de Vueling; Willie Walsh, CEO de IAG; y Luis Gallego, presidente de Iberia y Level.

En marzo 2017, el grupo IAG anunciaba en Barcelona la creación de una nueva marca comercial bajo el nombre de Level, para competir en el negocio de largo recorrido. Dos años después, y con Eurowings (Lufthansa) y Joon (Air France) fuera del mercado, el holding se ha visto obligado a realizar cambios para sobrevivir. El presidente de Iberia, Luis Gallego, presidirá Level. Puesto desde el que se espera que encarrile su negocio lastrado por las pérdidas.

El aumento del precio del petróleo y la guerra de precios entre las rivales son algunas de las turbulencias que han encendido las alarmas en la matriz de Iberia. Level cerró en 2018 su segundo ejercicio con unas pérdidas de 8 millones a pesar del crecimiento de pasajeros y el aumento de rutas.

Las pérdidas, el precio del combustible y la guerra de precios han llevado a IAG a tomar medidas para salvar a Level, su low cost de largo recorrido

En lo que va de año, Level ha transportado 602.000 pasajeros, un 432,7% más que en los primeros cinco meses de 2017. Una cifra que supone un gran crecimiento teniendo en cuenta su tamaño, aunque su aportación al grupo es mínima (IAG transportó 44,6 millones hasta mayo). Sin embargo, su coeficiente de ocupación se sitúa en 80,3 puntos, lo que representa un descenso de 8,6 puntos. Este indicador es importante en términos de eficiencia porque calcula la cantidad de asientos vendidos dividida entre la capacidad del avión. Excepto Air Lingus, el resto de aerolíneas del grupo (Iberia, Vueling y British Airways) están por encima.

Para darle la vuelta a esta situación, Gallego tomará los mandos de Level, tal y como avanzó ‘Cinco Días’ y ha podido confirmar este medio. La decisión se comunicó de forma interna el pasado viernes en IAG, junto a otros nombramientos. El consejero delegado de Level, Vincent Hodder, le reporta a él directamente. La presidencia de la low cost la compaginará con la de Iberia. De hecho, fuentes de la aerolínea han asegurado que no dejará su cargo en Iberia.

De Level se espera mucho, así quedó constatado en la presentación de resultados de su último ejercicio fiscal. IAG prevé que crezca y contribuya al crecimiento en capacidad del grupo. Para el segundo trimestre, el holding anunció un crecimiento del 6% en capacidad y el impulso principal lo dará Level con un 208,5% de crecimiento. Cifra que se rebajará al 94,5% en el acumulado del año.

Las privatizaciones sobrevuelan las torres de control de Aena

La privatización de las torres de control es una de las patatas calientes del sector aéreo, dividido entre los que están a...

En su favor, la compañía cuenta con buenas previsiones y resultados de Level en Barcelona, su principal hub y desde el que estrenó su primer vuelo a Los Ángeles desde 99 euros; más tarde se sumarían otros destinos como San Francisco, Buenos Aires, Boston y Santiago de Chile y su llegada a otras bases como en el aeropuerto de Paris-Orly o Viena.

LA COMPRA FRUSTRADA DE NORWEGIAN

El impulso a la estrategia de Level también viene motivado por otras dos razones. La primera es la compra frustrada de Norwegian por parte de AIG. El pasado 12 de abril anunció la adquisición del 4,61% de la noruega. Una ampliación posterior de capital diluyó su porcentaje al 3,93%. Su intención era comprar la aerolínea y no ser un mero inversor. Finalmente, no ocurrió. Tampoco compró la británica regional Flybe. Por tanto, IAG ha centrado todos sus esfuerzos en Level.

Además, la low cost de IAG cuenta con mayor espacio para crecer en el mercado de largo radio debido al momento de consolidación que está provocando la fusión y quiebra de compañías aéreas. De las cuatro grandes propuestas europeas por el bajo coste de largo radio, solo quedan dos: Level (IAG) y Norwegian.

Cuando Norwegian anunció sus vuelos en España e IAG respondió con la creación de su filial Level, Air France lanzó Joon con muchas dudas. Poco más de un año después, el grupo francés anunció su cierre. “La multiplicidad de marcas ha creado complejidad y, desgraciadamente, ha debilitado la potencia de Air France”, indicó la compañía, que mantiene su filial de bajo coste Transavia y la de vuelos internos Hop.

Y la última en anunciar una retirada a tiempo ha sido Eurowings. El grupo Lufthansa culpó a esta low cost de lastrar la rentabilidad del conglomerado germano. De ahí que su estrategia cambie: va a centrarse exclusivamente en operaciones de corta distancia, dejando los vuelos de largo radio en manos de Lufthansa. Aun así, el conglomerado alemán prevé una caída de ingresos para Eurowings en el segundo trimestre.