Mercadona

Surtido de galletas y barquillo. Quizás por goloso, quizás por curioso, lo cierto es que no pude resistirme a coger una bolsa de este producto en uno de los establecimientos de Mercadona. Su color rojo me llamó la atención, pero también las letras que aparecían debajo: Gebäck-und Weiffelmischung / Assortment of biscuits and wafers. ¿Fabricante? Hans Freitag. ¿Nacionalidad? Alemania.

Mercadona siempre ha sacado pecho diciendo que más del 85% del total de sus referencias son productos cultivados, pescados o elaborados en España “lo que hace que la presencia de productos extranjeros sea minoritaria”. En sus estantes no falta wisky escocés, pasta italiana, lambrusco italiano, queso emmental francés, o mostaza de Dijon también francesa.

Hasta aquí, podríamos decir, que todo normal. Son productos internacionales que el público demanda, y la empresa lo oferta. Como el Maggi Fusion Yakisoba, fabricado en Ucrania; o el Yatekomo Gallina blanca, cuyo origen, según el envase, es la UE. ¿Más madera? Las moras Driscoll son portuguesas, aunque las envase una firma holandesa, las galletas Azuba son alemanas, el agua de coco ChaoKoh de Thailandia, y el té verde japonés Kyoko, de Japón, por supuesto.

La pipa de girasol en Mercadona es de Argentina, y los pistachos y la almendra natural de Estados Unidos

Pero quise indagar un poco más y ver de dónde procedían los productos de los 126 interproveedores nacionales que tiene la enseña fundada por Juan Roig. No todos, por supuesto. Pero sí algunos. Y reconozco que me llevé algunas sorpresas. Quizás fue por desconocimiento (nunca me ha dado por leer los envoltorios, reconozco que me fijo más en el precio). O por ignorancia. O por creer, iluso de mí, que todo lo que hay en Mercadona es made in Spain.

Mercadona y la vuelta al mundo

En mi particular tour por los estantes me encontré con que los corazones de alcachofa de la marca Cidacos, radicada en La Rioja, eran de Perú; y el cardo troceado, de China. También de la lejana China son los espárragos de la marca Hacendado, envasados asimismo en La Rioja. Como las mazorquitas de maíz, que vienen de India.

Cambiemos de materia prima y de compañía. Casa Pons, de Valencia, tiene las castañas trituradas y peladas cuyo origen es China; la nuez mondada, de Estados Unidos; la nuez de macadamia, de Sudáfrica; el anacardo, de India; la almendra natural, de Estados Unidos, de donde también son los pistachos; y la pipa de girasol, de Argentina. Si hablamos de los dátiles en rama, su procedencia es Túnez.

Vayámonos ahora a las legumbres de la marca Hacendado, que son envasadas en León. Pues bien, el garbanzo lechoso es originario de México, la alubia blanca de Argentina, y las lentejas de Canadá, así como la alubia pinta. La piña entera pelada natural Bonnysa es de Costa Rica, aunque está elaborada en España. Toda una vuelta al mundo. Y me pregunto: ¿el 85% son productos nacionales?

Mercadona no es una excepción

Movido por mi espíritu de Sherlock Holmes, decidí iniciar una particular gira por otros establecimientos para comprobar si se trataba de un hecho puntual que sólo sucedía en Mercadona, o si por el contrario, se trataba de una práctica común.

La patente, por así decirlo, no es sólo de Juan Roig. Tampoco es una cosa habitual únicamente en las denominas marcas blancas. Tanto marcas conocidas, como la marca propia de una cadena de distribución o supermercado, juegan al mismo juego.

Un ejemplo de que realmente es así son los espárragos de la firma Carretilla (cuya materia prima tiene su origen en China), como los de Cidacos (que proceden del otro lado del Océano Atlántico, concretamente de Perú).

Pero volvamos, en este caso, a Supercor. Y lo hago porque me pica el gusanillo de saber si la marca Aliada, como la elaborada para el Grupo el Corte Inglés, comparten proveedores. La sorpresa salta entre mis manos cuando vuelvo a coger los envases de espárragos. Los de la marca Aliada, son de Perú. Los de la marca de El Corte Inglés, de Navarra, concretamente, de la localidad de Carcastillo.

Sigo rizando el rizo y me centro ahora en las legumbres. Aquí sí que ya todo me parece una especie de torre de Babel. Vayamos por partes: la lenteja pardina de Aliada, es de Estados Unidos; la lenteja castellana, de Canadá (al igual que en Mercadona, por si lo habían olvidado); el garbanzo lechoso, de México; y el garbanzo castellano (¡por fin!), de origen nacional (tal cual, nada de Burgos, Zamora o Salamanca). Sin concretar.

En el mismo estante hay otras marcas. Y no me resisto a la tentación. No es que las lentejas, los garbanzos o las judías sean Marilyn Monroe en ‘La tentación vive arriba’. Pero se me van los ojos a otras marcas de legumbres.

Envasada en León, la lenteja pardina de La Asturiana tiene su origen en las tierras del Tio Sam, y el garbanzo en las de Pancho Villa. Mientras que Luengo ha ‘viajado’ a por sus lentejas (¿Adivinan dónde?), efectivamente, a Canadá, y a Estados Unidos a por los garbanzos.

Dodot

¿Quién se esconde detrás de la marca de pañales Dodot?

Dodot forma parte de la casi treintena de marcas que la multinacional Procter y Gamble tiene en España, una enseña desconocida para el gran público.

Cambio de tercio, y de pasillo, y me voy a la zona de los frutos secos. Las pipas Aliada se han alimentado de los rayos del sol de Argentina; las de calabaza, en China; y la pipa de girasol pelada… no lo van a adivinar. ¡En Ucrania! Si en Mercadona dan la vuelta al mundo, en Supercor no se quedan atrás.  La avellana es de Turquía, el anacardo de Brasil, y el cacahuete, del país que gobierna Donald Trump.

No hay ninguna excepción

Encamino ahora mis pasos a Lidl. Las legumbres de la marca Campo Largo son de Canadá, Estados Unidos y Argentina. En Ahorramás, el garbanzo lechoso de la marca Alipende es de EEUU, la lenteja castellana de Canadá (¡Sorpresa!), al igual que la alubia pinta, y el garbanzo pedrosillano de origen (tachán, tachán)… nacional. ¡Faltaría más! Aunque se suele cultivar en Castilla La Mancha, y Castilla y León, históricamente su origen se remonta a la localidad salmantina de Pedrosillo el Ralo.

¿Hubiera sido posible que este garbanzo llegase de otras tierras? ¿Lo veremos en el futuro? ¿Nunca? No pongan la mano en el fuego. En el envase de lentejas de Alipende pone, literalmente, ‘lenteja castellana’. Y, como hemos visto, su origen está en las tierras de la policía montada del Canadá.

Otra curiosidad en Ahorramás. La empresa Luengo envasa con la marca Alipende y con la suya propia la alubia blanca. Ambas proceden de Argentina. Y tienen la misma categoría. Eso sí, la de la marca blanca cuesta 1,69 euros, y la propia, 2,99 euros.

Reconozco que el viaje me ha acabado cansando. Podría haber ido a Alcampo, Carrefour, E.Leclerc, o Aldi. Y estoy convencido de que todos ellos seguirían la misma estela que Mercadona, Supercor o Ahorramás. Pero me surgen dos preguntas: ¿No hay suficiente materia prima en España para envasar estos productos aquí? ¿Tan baratos son los portes desde el otro lado del océano, o desde el otro extremo del mundo, para que se venda más barato? A las que añadiría una tercera: ¿Compran todos al mismo proveedor para que les salga más barato?