pyme

El 76% de las pymes españolas ha invertido en digitalización en los últimos dos años, concretamente una media de 10.000 euros anuales, lo que demuestra los avances que están realizando las compañías en este ámbito.

La ‘Radiografía de la Pyme 2018’ presentada por Sage junto a CEOE deja en evidencia la importancia de avanzar en la digitalización sea cual sea el tamaño de la empresa. Sin embargo, hay un dato descorazonador: el 97% no tienen la digitalización como una prioridad. Además, el estudio desvela que el 69% de las pymes no cuentan con personal con habilidades digitales, y que el 80% de ellas necesitará ayuda externa para la puesta en marcha de la digitalización del negocio.

La transformación digital va mucho más allá que la implementación de servicios de voz, el acceso a Internet o contar con una página web. Se trata de un concepto 360º que aplica a todos los procesos del negocio, aplicaciones de gestión, servicios en la nube, procesos de gestión de clientes y pagos, marketing… y por supuesto personas.

El CEO y consejero delegado de Sage Iberia, Luis Pardo, explicó durante la presentación del informe que “las pymes españolas tienen que ver en la digitalización el medio para conseguir crecer en el mercado, ganar en eficiencia y competitividad y mejorar la satisfacción de las necesidades y expectativas de sus clientes”. “Pero, para cumplir con estos objetivos y que el balance de la adopción de nuevas tecnologías sea positivo, es necesario tener un concepto global sobre el significado de la transformación digital, que se trata de un proceso evolutivo y de adaptación al medio, el mundo hiperconectado de la 4ª revolución industrial”, ahondó.

LA GESTIÓN DE PAGOS, CLAVE EN LA DIGITALIZACIÓN

La ‘Radiografía de la Pyme 2018’ también ahonda en las oportunidades que la digitalización trae al negocio. Así, las pymes encuentran la eficiencia, la mejora de la gestión, la reducción de los tiempos y el aumento de la rentabilidad entre los aspectos más destacados.

Cualquier director financiero de una pyme que lea estas oportunidades pensará inmediatamente que la digitalización puede ser la clave de su supervivencia en la gestión de pagos a clientes y proveedores. Plataformas de finanzas en la cadena de proveedores o Supply Chain Finance como BilliB permiten administrar la tesorería o la financiación de la compañía agilizando los pagos de forma rentable para evitar que fracturen la relación con los principales stakeholders.

El 56 % de las pymes confía en que su facturación mejorará en los próximos doce meses, según la ‘Radiografía de la Pyme 2018’. Para ello será necesario que las empresas estén preparadas tecnológicamente para afrontar todos los retos presentes y futuros. Con soluciones como BilliB, las probabilidades de éxito y supervivencia de las compañías aumentará gracias a que reduce tiempo en la gestión de las facturas y los pagos, rentabiliza y ayuda a los proveedores y, por consiguiente, refuerza la imagen empresarial.