Robo3d, una empresa de San Diego, Estados Unidos, vuelve a la carga con sus impresoras 3D. Esta vez la empresa ha decidido lanzar la R2 y C2, dos modelos con un precio bastante más económico de lo que sería de esperar e perfectos para todos aquellos que deseen tener una impresora de este estilo en casa.

Por algo más de 600 euros puedes comprar un gadget capaz de imprimir réplicas volumétricas en distintos materiales, colores y sin ser un profesional. Lo mejor es que puedes manejar y controlar todo a través de tu teléfono móvil.

Las impresoras 3D empezaron su camino en sectores como la arquitectura y el diseño industrial para más tarde convertirse en imprescindibles en la fabricación de prótesis médicas y a día de hoy, somos muchos los que las vemos como una oportunidad “casera”. Las posibilidades que se ofrecen son muchas y muy variadas y es normal que el consumidor “normal” las quiera aprovechar.

Quizás por eso Robo3d haya visto ahí una nueva oportunidad de negocio. La marca ha decidido colocar en el mercado dos nuevos modelos de impresoras 3D bastante sencillos, asequibles y que cualquier persona pueda utilizar y así materializar sus proyectos. Ambos modelos garantizan al usuario un proceso rápido de encendido, una amplia cantidad de materiales y colores, un área de impresión bastante amplia y segura, además dispone de una aplicación para controlar y personalizar un gran número de opciones.

Sin embargo estos dos dispositivos tienen algunas diferentes. El Robo C2 es una impresora más pequeña, lo que permite colocarla en prácticamente cualquier sitio. “Sus dimensiones e ingeniería están enfocadas a que quepa de forma fácil en casa o en la oficina”, aseguran desde Robo3d. El tamaño de la impresión es de 5x5x6 pulgadas -12,7×12,7×15,24 cm y viene con una pantalla táctil. “Es muy rápida y, además, posee un nivelador automático”, añaden. Robo C2 es capaz de imprimir más de 20 materiales diferentes y no necesita de base de calor para funcionar.

Por su lado la Robo R2 es un aparato con una dimensión mayor: 20,32×20,32×25,4 cm “Sirve para realizar proyectos a gran escala”, comentan desde la compañía. Tiene una cámara incluida que permite imprimir a distancia, un autonivelador de impresión y la posibilidad de añadir un sección transversal para poder imprimir dos objetos a la vez.

Tanto Robo C2 como Robo R2 incluyen un sistema wifi y se pueden controlar través de la aplicación Robo. “Se puede hacer lo que se quiera con el proyecto usando el teléfono móvil”, confirman desde la empresa, que tiene especial interés en que los usuarios creen una comunidad y que empiecen a intercambiar experiencias e ideas.

Si estás deseando adquirir una de estas maravillas que sepas que Robo C2 ya está disponible y la puedes conseguir o bien a través de la página de la marca o de Amazon por tan sólo 655 euros. Sin embargo la impresora R2 está previsto que llegue al mercado en marzo y podrás comprarla por 1.215 euros, aunque ya se puede reservar.